¿Notas que tu coche va mal? ¿Qué puede ser? Los coches se parecen un poco a un cuerpo, hay síntomas detectables que indican donde puede estar la enfermedad. Y tus sentidos pueden ayudarte a detectarlos.

Tacto. Comportamiento del coche

Si alguna pieza está mal, notarás que el coche no va “como siempre”. A veces estos cambios no se producen de golpe, por lo que es difícil darse cuentaVibraciones, dirección más dura indica que es el momento de hacer una revisión.

Vibraciones: Se producen por llevar las ruedas desequilibradas, aunque cualquier problema con los neumáticos puede provocarlas. Es mejor tratar el problema cuanto antes ya que puede acabar dañando seriamente la suspensión y el sistema de dirección.

Balanceos y falta de precisión en curva: Es posible que tus amortiguadores estén en mal estado. ¿Cómo comporbarlo? Con una sencilla prueb:. Apóyate en la carrocería, sobre de cada rueda y haz fuerza hacia abajo. Si al volver arriba rebota más de una vez, cambia las suspensiones.

El coche se va a un lado: Quizá la dirección esté dañada o desalineada.

Oído. Sonidos extraños

Si tu vehículo no está en buenas condiciones, probablemente acabe sonando de una manera diferente. Y es que si alguna parte del coche no funciona correctamente, la primera señal que se recibe, es un ruido extraño y fuera de lugar. Afina tu oído:

Sonido agudo: Puede ser una correa dañada o destensada. ¿Cuál es en concreto? Fïjate si  suena cuando se activa el aire acondicionado, al girar la dirección, o cuando arranca el ventilador del radiador.

Pequeños ruídos: Apenas imperceptible, pero notas que el coche no suena como cuando era nuevo. Puede ser desde un taqué atascado (una pieza que traslada el movimiento de las levas a las válvulas) a una pala del ventilador dañada. Incluso que el nivel del aceite está bajo, o un tapacubos flojo.

Martilleo inconstante: Suele significar que hay algún problema con la suspensión o un rodamiento.

Chirríos: Muy a menudo, provienen de los frenos, más en concreto del conjunto del freno de disco y por eso lo oyes al frenar. Se solucionará limpiando los frenos y recargando el líquido de frenos. Son operaciones de mantenimiento sencillas… pero no aptas para principiantes. Si lo has hecho ya alguna vez, desmonta la rueda (necesitarás un gato, claro) y comprueba si los rotores o las pastillas de freno están desgastadas o deformadas. Los “chillidos” vienen de las ranuras en las caras del rotor de los frenos de disco. Un rotor deformado puede ser el problema que buscas. Si es así, tendrás que cambiarlo.

Con los frenos hay un problema grave. Aunque resultan claves en la conducción, más del 86% de los conductores no sabe detectar si tienen problemas con ellos. Te puede interesar este artículo con diez consejos para mantener los frenos en buen estado.

Vista. Manchas que deja tu coche

¿Ves que aparecen manchas debajo de tu coche? Puede que una mancha pequeña y puntual no signifique nada, pero siempre indica alguna fuga en algún sistema. Pero si aparecen constantemente fíjate si:

Manchas de color negruzco: Posiblemente sea una junta en mal estado y la mancha será bastante grande.

Mancha de color azul claro, verde/amarillo o naranja: Eso es el anticongelante. Puede que el motor de tu coche haya sufrido un sobrecalenetamiento o que existe una fuga (en el radiador o en la bomba de agua).

Mancha de líquido aceitoso rojizo: La fuga pertenece al sistema de dirección asistida o la transmisión.

Olfato. Olores raros en el coche

Olor a azufre: ¿A qué huele el azufre? A huevos podridos. Si tu coche huele así, tienes un porblema con algún sistema de control de emisiones, como el catalizador. Tu coche irá directo al taller.

Olor a quemado: ¡Cuidado! Puede tener que ver con el sistema eléctrico. Llévalo al taller cuanto antes.

Olor a acre (como a aceite quemado): Puede ser alguna fuga de aceite, busca manchas cuando lo aparques y procura localizarla.

Gusto

Por favor, no intentes probar nada de tu coche, ¡sobre todo los líquidos!

Foto: Devianart

1 COMENTARIO

  1. Muy buen aporte. Considero que poseer conocimientos básicos en mecánica es muy importante para todos aquellos que poseen un vehículo. De este modo no solo se pueden arreglar problemas cotidianos en las diferentes máquinas sino que también el hecho de poder detectar inconvenientes en los autos ayuda a prevenir accidentes de tránsito.

Deja una respuesta