Supongo que todos estamos de acuerdo. En caso de accidente en carretera, los infantes pueden ser los más perjudicados si previamente sus padres no les han “amarrado” correctamente a la vida. La gran variedad existente en el mercado de la seguridad infantil, puede en ocasiones confundir al consumidor. Por ello, a continuación, desgranamos de forma esquemática y para todos los públicos, las posibilidades que los usuarios tienen a su disposición para el beneficio de la seguridad de los más pequeños.
Grupo 0 (recién nacidos hasta 10 kilos)

  • Nombre: Capazo, cuna o cuco. El bebé viaja tumbado y sujeto por el abdomen mediante arneses o con dos tiras de velcro.
  • Colocación: En los asientos traseros de forma transversal a la marcha y de espaldas al conductor y copiloto. La sujeción al vehículo se hace por medio de los cinturones de seguridad del coche, pasándolo por los adaptadores del capazo, tensando y asegurando correctamente los cierres.

-Grupo 0+ (recién nacidos hasta los 13 kilos)

  • Nombre: Silla portabebés o silla-cesta. El bebé viaja sentado, sujeto por un arnés de tres o cinco puntos. El primero incluye dos correas que pasan por encima de los hombros y otra entre las piernas. El segundo, además, incorpora otros dos por encima de las caderas.
  • Colocación: En el asiento delantero, con el airbag desactivado, o en los traseros. En ambos casos siempre en dirección contraria a la marcha. Pasar la parte central del cinturón de seguridad por las guías de pasaje localizadas en la parte inferior de los laterales de la silla, o en la parte supeior, dependiendo del modelo elegido. Es necesario pasar la parte dorsal por las guías de bloqueado situadas en la parte trasera de la silla.
  • Importante: Se recomienda dilatar en el tiempo lo máximo posible el cambio a una silla en el mismo sentido de la marcha. A la hora de elegir la silla adecuda, hay que tener en cuenta que la edad es un mero dato orientativo. Lo más importante es el peso y por ello la mayoría de los dispositivos cumplen con la normativa europea R44/04 que diferencia entre cinco grupos distintos dependiendo de la fase de crecimiento del niño.

-Grupo 1 (niños entre 9 y 18 kilos)

  • Nombre: Silla infantil. El niño queda sujeto por un arnés de cinco puntos. Dos correas pasan por encima de los hombros, otras dos por encima de las caderas y una entre las piernas.
  • Colocación: En los asientos traseros del coche, si el cinturón tiene tres puntos de anclaje, o en su defecto, a los lados de los asientos traseros, en ambos casos en el sentido de la marcha. La silla queda fijada al asiento mediante el cinturón de seguridad. Los pasajes por donde debe colocarse suelen estar indicados en color rojo. Hay que pasar el cinturón por la parte trasera de la silla y por la base y después abrocharlo.

-Grupo II y III (de 15 a 36 kilos)

  • Nombre: Silla infantil o elevador.
  • Colocación: En los asientos traseros, en el mismo sentido de la marcha. Hay que deslizar el cinturón de seguridad por las guías rojas ubicadas en los apoyabrazos. El ventral tiene que estar sobre las caderas, en la zona donde no hay órganos vitales. En último lugar, tirar del cinturón pasando por la guía instalada en el reposacabezas. La cinta debe quedar localizada en la parte central del hombro.

Vía: Terra

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta