Incluso las personas que no saben conducir han tenido que por lo menos oír hablar de los faros xenón y bixenón. Unos términos básicos en la enciclopedia de las luces de tu coche, que sin embargo tienen ciertas particularidades que pueden ser desconocidas para algunos.

¿Qué son los faros xenón?

Los faros de xenón, surgieron por primera vez en el mercado a raíz de Osram, uno de los mayores fabricantes de luces del mundo. Era 1991, y BMW incorporaba este tipo de luces en su Serie 7. No obstante, incialmente sólo orientado para las luces cortas.

El mecanismo del mismo consiste en unas bombillas cuyo interior contiene gas de xenón. Este permite encender las mismas a una temperatura muy elevada producida por la electricidad del voltaje de encendido. Por lo tanto, es una lámpara de plasma diseñada y fabricada con el propósito de soportar fuerte presión y temperatura.

¿Qué ventajas tienen los faros de xenón frente a los halógenos?

Mayor luminosidad. Lo que supone mayor seguridad en la conducción nocturna pudiendo anticiparnos más rápidos a cualquier imprevisto en la vía. Es decir, ganamos más capacidad de reacción.

-Tienen mayor vida útil. Una bombilla de xénon puede llegar a tener una vida útil un 100% superior al de una halógena.

Consumen menos energía. Esto es debido a que al no depender de un filamento sino del gas a alta presión que activa la corriente eléctrica, se pierde menos potencia que en el caso de la luz halógena tradicional.

¿Qué desventajas tienen?

Compleja sustitución. En otras palabras, necesitarás a un especialista en caso de que tengas que hacerlo. Así mismo el coste de sustituirla, repararla o mantenerla es significativamente superior respecto al caso de las luces halógenas citadas.

-Riesgo de deslumbramientos. Dada su fuerza lumínica puede resultar peligrosa para los usuarios de la vía, especialmente si es una de doble sentido. Afortunadamente, la mayoría de fabricantes ya ha solucionado en parte este problema con los sistemas de regulación automática de altura.

-Su encendido no es del todo inmediato. No obstante, como mucho puede llegar a tardar tres segundos antes de alcanzar su máxima capacidad lumínica.

¿Qué son los faros bixenón? ¿Qué diferencia hay con los faros xenón?

Los faros bixenón como tales, no son un tipo de faros aparte de los faros xenón como en el caso de los halógenos. Sino que un coche que equipe faros xenón, supone que únicamente tendrá este tipo de luces en las cortas. Mientras que las largas tendrán el sistema de alumbrado convencional.

Por su parte los faros bixenón, activarán dicha tecnología lumínica tanto en las luces largas como en las cortas.

¿Son mejores los faros LED que los de xenón?

La respuesta es bastante relativa. En cuanto a los LED, hay quien los defiende hasta el punto en que se gastan bastante dinero en un sistema total para su coche, y otros que todavía no se convencen por su iluminación.

La principal característica de los mismos radica en su eficiencia, y es que consume menos energía que los xenón y muchísima menos que los halógenos.

Pero si por ejemplo tienes bombillas LED en tu casa puedes haberte percatado de dos cosas importantes. La primera es que su alumbrado tampoco es espectacular, y en caso de que lo sea, la bombilla está ardiendo.

En los faros LED ocurre esto, para que la iluminación sea considerable, los faros alcanzan temperaturas muy altas. Algo que necesita ser compensado con sistemas de refrigeración.

En cuanto a la concentración de la luz, los faros LED la emiten de forma mucho más dispersa que los xenón, algo óptimo en una curva que además protege de un posible deslumbramiento. Pero a diferencia de los xenón que concentran con mayor profundidad la luz, perdemos visión al horizonte.

Algunos expertos en elementos para la iluminación del coche como Audioledcar, recomiendan apostar en este caso por los faros de xenón.

Esto debido a su mayor alcance, y a que el sistema LED únicamente, sin un sistema de láser, se quedará obsoleto.

¿Cómo cambio de faros halógenos a xenón?

Lo primero que tendrás que hacer es comprar un Kit de luces. Para ahorrarte disgustos por el camino, lo mejor será que te aconseje el fabricante del vehículo o un taller oficial.

Así te evitarás el disgusto de comprar faros no homologados para tu coche. Una vez realizada la instalación del kit, todavía queda un paso por cumplir.

Homologar dicho cambio ante la ITV. O mejor dicho, que la ITV efectúe la revisión, ya que deberás llevar el certificado del taller que demuestre que las luces instaladas son homologables en tu coche.

Una vez realizado todo esto, el cambio ya estaría efectuado.

Fuente: ITV, Audioledcar

1 COMENTARIO

  1. Xenón nunca lleva tilde en la e, lleva en la o. Pero aunque lo quisieras decir acentuada en la e, no llevaría tilde.

Deja una respuesta