Los neumáticos ecológicos están derribando el mito de los neumáticos caros. Según el estudio realizado por el Grupo Andrés, encargado de la distribución de neumáticos, un conductor que cubre alrededor de 15.000 kilómetros al año al volante de un familiar equipado con neumáticos tipo Eco economiza de 75 a 105 euros de carburante, es decir, algo más de un depósito completo cada doce meses. La razón es que los motores despliegan menos esfuerzos para mover un automóvil equipado con cuatro neumáticos ecológicos que otro idéntico provisto de cubiertas convencionales.

Las nuevas cubiertas ecológicas son, además, más seguras que las tradicionales. Frenan mejor, ya sea en mojado o en seco, y ofrecen más adherencia en curva. Los neumáticos Eco-2 de Nankang, por ejemplo, detienen un turismo familiar de tipo medio en poco más de 22 metros cuando se frena a fondo a 70 por hora en carretera mojada, mientras que un neumático convencional necesita 25 metros para ese mismo ejercicio.

La clave de esa eficacia está en los granos de sílice incorporados en los neumáticos, que incrementan el área de contacto de la cubierta con el asfalto, reforzando el agarre al piso. Actúan como las ‘uñas de un felino’, arañando con fuerza ante cualquier emergencia. Los precios de los Nankang Eco-2 arrancan en 70 euros por unidad para cubiertas reservadas a llantas de 16 pulgadas. Un juego de neumáticos Eco se amortiza por completo en 3 años o 45.000 kilómetros. Según cálculos del grupo, los neumáticos ecológicos economizan de 5 a 7 litros de gasóleo o gasolina cada 1.000 kilómetros.

Además, Grupo Andrés propone 17 tipos diferentes de cubiertas Nankang Eco-2, para llantas de 15 a 19 pulgadas y códigos de velocidad H, V, W e Y, es decir, capaces de soportar velocidades máximas que van desde 210 hasta 300 km/h. Los precios de estos neumáticos ya montados van desde 70 hasta 106 euros. Para la distribuidora de neumáticos, “este tipo de neumáticos está listo para cubrir, con plena seguridad, de un 15 a un 20 por ciento más de kilómetros que los neumáticos convencionales”. Por lo tanto, los neumáticos ecológicos economizan carburante, evitan el lanzamiento de una tonelada de dióxido de carbono a la atmósfera y ahorran cambios de ruedas.

Otro dato aportado por el grupo va en relación al gasto en neumáticos para el conductor español medio. Para el conductor que utiliza su coche de 11 a 12 años recorriendo alrededor de 14.000 kilómetros anuales, casi se equilibra con el ahorro en carburante al montar cubiertas ecológicas. El usuario de estos neumáticos ecológicos tipo Eco-2 sólo necesitará tres juegos de ruedas, además del original montado en el coche nuevo, para cubrir de 150.000 a 160.000 kilómetros con seguridad.

 

Rodar con neumáticos ecológicos resulta más barato que caminar con zapatillas deportivas

A su vez, este estudio demuestra también que rodar con neumáticos ecológicos resulta comparativamente más barato que caminar con zapatillas deportivas. Circular durante una década con neumáticos ecológicos, con los correspondientes cambios cada 45.000 kilómetros, resulta más barato que caminar durante ese mismo tiempo con las mejores zapatillas deportivas, renovadas cada dos años.

Por lo tanto, el usuario de zapatillas deportivas de marca gasta más de 450 euros en los cinco pares imprescindibles a lo largo de una década de utilización intensiva. Mientras que el conductor de un turismo familiar sólo gasta entre 200 y 300 euros en neumáticos ecológicos, teniendo presente el gran ahorro que logra en carburante, durante ese mismo tiempo, rodando siempre con seguridad.

Fuente: Grupo Andrés

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta