Mayor reducción de los óxidos de nitrógeno, una nueva línea de autobús, acceso a vehículos con etiquetado C en ocasiones especiales, 50 millones de euros de inversión y hasta 200 medidas para que todo esto se cumpla de aquí a 2023. Así se presenta Madrid 360, la nueva estrategia de sostenibilidad ambiental que la capital adoptará de forma inminente.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), acompañado por la vicealcaldesa, Begoña Villacís (Ciudadanos), y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha anunciado que Madrid 360 será “la herramienta” con la que el Ayuntamiento de Madrid cumplirá definitivamente con los límites de calidad del aire establecidos en la Directiva 2008/50/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008.

España ha infringido dicha normativa reiteradamente desde 2010 hasta 2018, y Madrid ha superado durante todo este tiempo el límite del valor horario (que no se debe rebasar durante más de 18 horas al año en ninguna de las 24 estaciones de la red): 200 μg/m3. Y también el límite del valor anual (establecido en 40 μg/m3 de concentración media anual). En 2019, antes del verano, también se habían sobrepasado los límites permitidos.

De acuerdo con el máximo representante de los madrileños, Madrid 360 mejorará la calidad a través de tres ejes: transformando la ciudad, la movilidad y la administración. Las líneas estratégicas del nuevo plan se centrarán en conseguir una ciudad “sostenible, eficiente, inteligente, global, saludable y accesible”. La mayoría de las medidas que deberían cumplir con esas palabras se irán implementando progresivamente.

El ayuntamiento ha destacado que será durante el primer semestre de legislatura cuando comiencen a aplicarse la mayoría de iniciativas. Algunas de ellas tienen que aprobarse en la nueva ordenanza de movilidad, para lo que requerirán aprobarla en pleno y contar con suficientes votos a favor. Hay otras que no necesitan una reforma normativa, por lo que en el plazo de un mes y medio podrían estar en marcha.

Madrid 360 necesitará el apoyo de Vox para entrar en vigor

El Ayuntamiento de Madrid dispondrá adicionalmente de 25 millones de euros anuales para quienes cambien su coche sin distintivo por otro Cero, ECO o C. Otros 10 millones de euros se destinarán a promover la renovación de la flota de los vehículos de mercancías, mientras que el taxi se beneficiará de ayudas de 5 millones de euros al año. Asimismo, Martínez-Almeida quiere hacer desaparecer las calderas de carbón en 2023.

Batalla política en Madrid por la contaminación

Vehículos que podrán circular por las zonas restringidas de Madrid

Del mismo modo que ha ocurrido con Madrid Central, el nuevo plan del gobierno PP-Ciudadanos limitará el acceso de vehículos al centro de la capital. De igual manera, la herramienta que determinará cuáles pueden y cuáles quedan fuera será la etiqueta medioambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Todos aquellos coches gasolina matriculados antes del 2000 y diésel previos a 2006 son calificados como vehículos A, y tienen el acceso a la ciudad prohibido. Las restricciones de Madrid 360 entrarán en vigor de acuerdo con el siguiente calendario:

A partir del 1 de enero de 2020 quedará prohibido el estacionamiento a vehículos A dentro de la almendra central salvo para los residentes de un mismo barrio, que no podrán aparcar en otro lugar que no sea su zona.

A partir del 1 de enero de 2022 quedará prohibido el acceso y circulación dentro de la M-30 a todos los vehículos A de los no residentes en la ciudad.

A partir del 1 de enero de 2023 se prohibirá la circulación para los vehículos A de aquellos no residentes en Madrid en la M-30.

A partir del 1 de enero de 2024, ningún vehículo A de fuera de Madrid podrá circular por todo el término municipal.

A partir del 1 de enero de 2025 ningún vehículo A, residente o no residente en Madrid, podrá circular por toda la ciudad.

Primer coche de Madrid

La gran novedad la encontramos en un afloje de cuerda para los vehículos etiquetados con el distintivo medioambiental C. A partir de ahora, podrán cruzar por el centro de Madrid siempre y cuando transporten, al menos, dos pasajeros (alta ocupación). Es decir, no habrá sanción económica si hay un mínimo de dos pasajeros en el coche. Lo que continuará estando prohibido es estacionar en la superficie, permitido para los residentes, automóviles de cero emisiones y ECO.

El Ayuntamiento de Madrid promueve el uso de 1.300.000 vehículos que hasta ahora estaban vetados podrán circular sobre el centro de Madrid

En lo que respecta a los vehículos calificados con la etiqueta medioambiental, B, ECO y Cero, no hay cambio alguno. En el caso de los primeros, los no residentes en el centro de la ciudad solo pueden entrar al perímetro restringido si utilizan un aparcamiento para estacionarlo. Los híbridos y los eléctricos no tienen problema para circular y estacionar en cualquier plaza de la zona SER (azul o verde).

Uno de los principales perjudicados por las medidas aplicadas con Madrid Central fueron los comerciantes del distrito afectado. Desde ahora, los titulares de comercios en esta zona (en torno a 9.000) sean tratados como residentes a efectos de circulación y estacionamiento. Además, cada comercio seguirá contando con las 20 autorizaciones diarias.

Áreas que comprende Madrid 360

El perímetro establecido por Madrid Central no se ve modificado, se mantienen las mismas 472 hectáreas. El Ayuntamiento seguirá multando a los vehículos que entren sin tener permiso, controlando que únicamente entren vehículos de alta ocupación a través de “medios técnicos, cámaras y controles”. Saltarse la normativa implica una sanción de 90 euros reducible a la mitad si se paga en 20 días desde que se recibe la notificación.

Anillo 1 (zona Sol): peatonalización completa de los alrededores de Sol: desde la calle Sevilla hasta el cruce con Alcalá, toda la Carrera de San Jerónimo y la calle Mayor hasta Esparteros. También se está planteado aplicar esta medida en las calles de Hortaleza y Fuencarral.

Anillo 2 (distrito centro): el Ayuntamiento pondrá a disposición del pueblo dos nuevas líneas de autobuses, así como la nueva perimetral. Los vehículos con etiqueta C de alta ocupación, comerciantes y residentes tendrán permitida la circulación.

Anillo 3 (interior M-30): todos los vehículos sin distintivo medioambiental tendrán prohibido el paso por esta área a partir de 2022 y de estacionamiento en la zona SER a partir del próximo 1 de enero.

Anillo 4 (entre M-30 e interior de la M-40): no podrá circular por la M-30 y su interior ningún vehículo son etiqueta. Se prevé que este anillo reciba el refuerzo de 10.000 plazas de aparcamiento disuasorias gratuitas.

Anillo 5 (M-40 y su exterior): se impulsarán nuevos carriles bus-VAO, la creación del bosque metropolitano de 600 hectáreas, un plan de reducción de la producción en Valdemingómez y la prohibición de circulación de los vehículos sin etiqueta en todo el término municipal a partir de 2024.

Mejora e incremento de los servicios de transporte público

Se pondrán en marcha dos líneas de autobuses “cero cero”: “Cero coste y cero emisiones”, ha dicho Martínez-Almeida. La Línea Cero 1 discurrirá de norte a sur, entre San Bernardo y Puerta de Toledo; La Línea Cero 2 de este a oeste, entre Felipe II y Moncloa. La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) también iniciará un servicio más perimetral (con coste) que circundará la almendra central para tratar de solucionar la “congestión en bulevares y rondas”.

Desde el Ayuntamiento también hacen hicapié en una flota de autobuses completamente renovada. Actualmente, de los 2.000 vehículos que tiene la empresa pública, sólo 68 funcionan exclusivamente con electricidad. En 2023 serán 200 ejemplares y, en 2027, se incorporarán 400 adicionales. En total, el parque de autobuses eléctricos de la EMT subirá de 68 vehículos a 668 en ocho años.

Nuevas infraestructuras y más aparcamientos

Otra de las importantes medidas de Madrid 360 es el soterramiento de los ocho carriles de la A-5 entre la avenida de Portugal (punto kilométrico 3.700) y la avenida de los Poblados (p.k. 7.500). Se liberarán más de 90.000 metros cuadrados en superficie para unir la brecha entre los barrios que atraviesa el paseo de Extremadura a través de un pasillo. También se ejecutará durante este mandato la reforma del Nudo Norte para descongestionar el tráfico de la zona norte.

También se iniciarán los trámites y la gestión con el Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid para habilitar carriles Bus-VAO en las carreteras de entrada a Madrid, considerando la A-42, donde se sitúa una de las estaciones de calidad del aire con peores registros (plaza Elíptica). Adicionalmente, serán construidas 15.000 plazas de aparcamiento: 10.000 en 14 aparcamientos disuasorios y 5.000 plazas de rotación y residentes.

¿Mejora Madrid 360 a Madrid Central?

En lo que respecta al apoyo de la antigua normativa, la Plataforma en Defensa de Madrid Central califica a Madrid 360 como una “regresión en la lucha por un aire limpio” que “invita claramente a entrar en coche y moto al centro de Madrid”. De la misma manera se postula el partido ecologista Equo Madrid al considerarlo una “amenaza a la salud” de los madrileños. Ecologistas en Acción (EEA) postula que Almeida “ha presentado muchas medidas que ya estaban contempladas en el Plan A”, y otras son “muy negativas”.

Por otro lado, organizaciones automotrices como Anfac, Faconauto y Ganvam aplauden el nuevo plan anticontaminación. La primera de ellas señala que “es el primer plan estructural en España, estable en el tiempo, que se enfoca en mejorar la calidad del aire de la ciudad”, subrayando que se coloca en la línea con la vanguardia europea. Desde Faconauto y Ganvam consideran que es una transición “ordenada y justa” que “ayudará al achatarramiento en la comunidad” cuyo parque motor continua envejeciendo.

Madrid 360 se ha presentado en el último día de plazo que el Ayuntamiento tenía para presentar su nueva estrategia medioambiental. El organismo municipal adjudicó el pasado 26 de julio un contrato menor relacionado con el plan alternativo a Madrid Central, con un plazo de ejecución de dos meses. Martínez-Almeida encargó una auditoría exprés a Deloitte en un ambiente rodeado de secretismo que licitó un contrato por 17.908 euros (IVA incluido), sin concurrencia pública –obligatorio a partir de 18.000 euros–.

El Ayuntamiento de Madrid pretende reducir la contaminación permitiendo que más coches y motocicletas entren al centro, dándoles más facilidades para aparcar y eliminando carriles bici “que entorpecen el tráfico”. Aunque eso “no quiere decir que no apostemos por la bici”, ha asegurado Martínez-Almeida tras declarar que la red de bicicletas públicas BiciMAD continuarán el plan de expansión ya iniciado en el gobierno de Manuela Carmena.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid, El País

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta