Las multas por aparcar mal son algunas de las más habituales. Pero en este caso nos referimos a estacionar en zonas prohibidas (vados, carga y descarga, etc…) o a sobrepasar el tiempo de estacionamiento regulado en ciudades. Sin embargo, también pueden sancionarnos por aparcar muy pegados a otro coche, por mucho que esté en una plaza señalizada. Lo que siempre ha sido cuestión de civismo ahora parece ser también cuestión legal.

Aunque no hay una norma que especifique los centímetros de separación que se deberían dejar, hay que utilizar el sentido común. Todo lo contrario a lo que se encontró la Policía Local de Palma cuando recibió la llamada de un usuario molesto con el vehículo que había aparcado al lado del suyo. La decisión tomada por las autoridades fue imponer una multa de 200 euros, la máxima en cuestiones de estacionamiento, al coche que lo había hecho mal.

Como se puede apreciar en el vídeo, el usuario del Dacia Duster de color negro aparcó en un hueco mínimo, Apenas nos explicamos cómo consiguió no rozarlo con el Peugeot 206 CC de la izquierda o con el Citroën Xsara Picasso de la derecha. En todo caso, dejó encerrados y sin margen de maniobra a ambos vehículos. También a él mismo, pues suponemos que el usuario tendrá que haber salido de una forma poco ortodoxa por las ventanillas o por el maletero.

El cuerpo policial recomendaba en sus redes sociales buscan otro sitio antes que estacionar de mala manera y enfrentarse a la multa de 200 euros. Sin embargo, puede haber bastante debate con este tipo de sanciones. ¿Cómo puede saber la policía sin hemos sido encerrados y hemos aparcado mal nosotros? Es algo difícil de demostrar, sobre todo en los aparcamientos en línea y sin que haya pruebas. En todo caso es recomendable tener un comportamiento cívico a la hora de aparcar para que no se vean más casos como éste.

Fuente: Policía de Palma

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta