Continental ha creado un prototipo de neumático fabricado con materias primas renovables, con lo que se reduce enormemente la cantidad de componentes químicos utilizados de forma habitual.

Los neumáticos de turismo y furgoneta están fabricados, en gran parte, de caucho natural. Es decir, están producidos a partir de materias primas renovables. Los químicos, con su trabajo en los laboratorios, buscan constantemente nuevas mezclas y compuestos que ayuden al desarrollo de neumáticos que respondan a las altas demandas de los consumidores.

Esta investigación ha permitido que los expertos de Continental, el fabricante de neumáticos para turismo líder de Europa, redujeran sustancialmente el uso de productos químicos considerados potencialmente dañinos para el medio ambiente. Al mismo tiempo, las prestaciones de los neumáticos se han ido incrementando progresivamente.

“Nuestros modernos neumáticos para turismo son unos productos industriales altamente especializados en los que existe un equilibrio entre las materias primas renovables y los aditivos químicos esenciales”, comenta Boris Mergell, responsable de Procesamiento y Valoración de Materiales para Neumáticos de Turismo y Furgoneta de Continental,. “Prácticamente a diario, probamos materiales y compuestos inéditos en nuestros laboratorios con la esperanza de lograr nuevos progresos”. En este contexto, el objetivo es fabricarlos sin materias primas de origen fósil, en la medida de lo posible, y utilizar, a cambio, materiales reciclables. Continental lleva utilizando aceites naturales y reprocesados desde hace más de diez años.

La compañía se centra en los polímeros procedentes de la biomasa, de aceites procesados, de diferentes tipos de negro de humo, de nanocompuestos minerales y, particularmente, de materiales reciclados. “Actualmente, estamos desarrollando un prototipo de neumático que libre en un 90% de materias primas de origen fósil”. Para los soportes estructurales del neumático, Continental utiliza acero reciclado. Los productos reciclados o procedentes de materias primas renovables, tales como el rayón, se utilizan para reemplazar el material textil de los cordones.

Además, los neumáticos que incorporan soportes estructurales alternativos son un 10% más ligeros que los convencionales, con lo que se reduce el consumo de combustible.

Actualmente, casi todos los aceites que contienen PAH (hidrocarburos policíclicos aromáticos) han desaparecido de los neumáticos. “Antes, eran indispensables para asegurar una larga vida útil y para mantener las características de los neumáticos en mojado con un buen nivel de seguridad”, dice Mergell. “Ahora, sin embargo, hemos sido capaces de reducir esos PAH en todos los neumáticos, así que nos encontramos muy por debajo de los estrictos límites fijados para comienzos de 2010”. No es una tarea sencilla, puesto que cada neumático tiene alrededor de 15 componentes de goma y cada componente contiene estos aceites.

Esto significa que el departamento que dirige Mergell debe cambiar cada uno de los componentes, mientras conservan las prestaciones para la conducción al mismo nivel. Según revela Mergell: “El secreto es la manera en que los diferentes compuestos del neumático interactúan”. La menor modificación puede ocasionar variaciones sustanciales en el resultado general. La mezcla equivocada en el compuesto puede acabar con unos resultados considerablemente más pobres en cuanto a las prestaciones de frenada. “Y, después de todo, lo que frena el coche es el neumático, no los frenos”, asegura. “Si la composición del neumático ocasiona un reventón en el momento crucial, entonces ni los mejores frenos son buenos”.

Continental continúa en su búsqueda de soluciones que posibiliten unos neumáticos más seguros y más respetuosos con el medio ambiente. “Nuestro objetivo es lograr una mayor sostenibilidad, tanto en materias primas como en la producción”, comenta Mergell. Para ello, pretende reducir el uso de materias de origen fósil tanto como sea posible, prescindir de compuestos potencialmente dañinos donde se pueda y fabricar un neumático más seguro, resistente y económico.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta