La Guardia Civil intensificará su labor al respecto, estableciendo más de 1.000 puntos de vigilancia, donde se espera realizar más de 20.000 controles diarios de alcoholemia a los conductores. Dichos controles no solo se efectuarán por la noche, sino también en horarios más cercanos a la finalización de las comidas.

Como en otras campañas similares, la DGT ha invitado a los Ayuntamientos de más de 25.000 habitantes, para que se sumen a esta iniciativa, con el establecimiento de controles en sus respectivos cascos urbanos, así como a la Comunidad Autónoma de Cataluña y País Vasco, que tienen transferidas las competencias de tráfico.

Aparte de los mencionados controles se añade, como complemento, la emisión de una cuña radiofónica, en diferentes emisoras, bajo el slogan: “No hagas que te esperen toda la vida”, recomendando a los conductores que no cojan el coche después de haber bebido ni dejen que nadie lo haga.

En un tercio de los accidentes mortales está presente el alcohol
En un tercio de los accidentes mortales está presente el alcohol

Por otro lado, los agentes de la Benemérita cuentan con la inestimable ayuda de la Federación Nacional de Asociaciones de Lesionados Medulares y grandes discapacitados físicos (ASPAYM), que colabora con la DGT, por cuarto año consecutivo, en la concienciación de los conductores sobre el grave riesgo que supone el alcohol para la conducción.

Según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en un estudio llevado a cabo durante el año 2009, del análisis de 923 conductores fallecidos en accidente de circulación, 277 presentaron una tasa de alcohol en sangre superior a 0,30g/l.

Es decir, que en al menos un tercio de los accidentes mortales, el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante.

tabla_01

Desde la entrada en vigor de la reforma del Código Penal (diciembre de 2007), 33.987 personas han sido detenidas por conducir con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro, lo que supone que dos de cada tres delitos contra la seguridad vial están relacionados con el alcohol.

En el artículo 65 de la Ley se tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos.

Las tasas máximas del alcohol permitidas para conducir son:

tabla_02

El Código Penal, en su capítulo IV tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico, y establece las siguientes penas por conducir con exceso de alcohol:

tabla_03

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta