Jurista, escritor, economista, antiguo Ministro con el gobierno de Suárez, pensador y sobre todo, uno de los divulgadores científicos más populares de este país. Eduard Punset lleva desde 1996 explicando la ciencia a los más profanos a través del programa Redes, que se emite actualmente en La2 de TVE. Durante las Jornadas de Reflexión de Attitudes, que organizó Audi este mes de diciembre, Punset arrojó una conclusión sorprendente: “La ansiedad tiene un efecto positivo al volante”.

Entrevistador: ¿Cómo puede influir la ansiedad en la actividad de conducir?
Eduard Punset: La ansiedad viene a ser un reto que te ayuda a ponerte en estado de alerta para fijarte en todo lo que te tienes que fijar. Lo que ocurre, es que por determinadas causas, como pueden ser el estrés, la angustia, una amenaza o un desánimo, la ansiedad puede degenerar y en lugar de ser un factor de alerta, degenera en un comportamiento peligroso, erróneo y negativo.

E: Es decir, que la ansiedad puede tener un efecto positivo al volante…
E.P: La ansiedad tiene un efecto positivo al volante. Yo no creo que sea bueno el que conduce de manera despreocupada, aunque es cierto que mucha o una gran parte de la habilidad de conducir se puede dejar al inconsciente, y el inconsciente puede ejecutar procesos cognitivos muy sofisticados, pero puede haber una ansiedad tan leve que apenas sirva para ponerse en estado de alerta.

E: Luego habría una ansiedad lo suficientemente importante como para estar al tanto de todo lo que está ocurriendo, consciente e inconscientemente, y luego está la ansiedad que está producida por una de las causas que citaba antes y que son extremadamente peligrosas.
E.P: Yo creo que el estudio de Attitudes, lo que pone de manifiesto es que son muchos los que conducen en estado de ansiedad. Yo, por ejemplo, no creía que fueran tantos.

E: ¿Y un conductor con ansiedad, aceptará y cumplirá las normas de tráfico por regla general?
E.P: Sí, mi frontera está en el miedo y es la frontera que aceptarán la mayoría de los neurólogos. Pero una cosa es la ansiedad que sirve para ponerte en estado de alerta, pero ir más allá puede convertirse en miedo y el miedo tiende a paralizar.

Vía: Attitudes

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta