¿Has pensado en sacarte el carné de conducir? ¿Tienes que renovarlo? Seguro entonces que te suena el test psicotécnico, ya sea porque te han hablado de él en vísperas de hacer tú el tuyo, o bien porque ya te toque repetirlo por normativa; recuerda que has de hacerlo cada 10 años una vez recibiste tu licencia. Independientemente de cuál sea tu caso, no tienes de qué preocuparte, aquí haremos un breve recordatorio de las pruebas que se hacen, el precio que piden en los centros, la documentación qué necesitas y la mejor forma de hacerlo en general.

Como tal, la prueba psicotécnica consiste es una actividad psicomotora aprobada por el Ministerio de Salud en cumplimiento de los estándares mundiales. Esta mide si los conductores son lo suficientemente competentes para utilizar sus capacidades físicas y psicológicas. Esta prueba se envía a un médico especializado en psiquiatría, que es quien aprueba los resultados. Finalmente, obtenemos una confirmación junto con el certificado psicotécnico que confirma que no hay ningún problema con el cuerpo del conductor y sus aspectos psicológicos.

¿Qué pruebas se hacen en un test psicotécnico?

Las pruebas psicotécnicas tienen como objetivo verificar que una persona aúna las condiciones físicas y psíquicas necesarias para conducir un vehículo a motor. Ahora bien, la tecnología avanza rápidamente, y es posible que los ejercicios sean distintos a los que ya conocíamos, o de los que nos habían hablado si es nuestra primera vez. Pero lo que no cambian son los propósitos: hay pruebas de destreza visual, auditiva y coordinatoria. Lo más normal es superarlas sin ningún problema.

Preguntas sobre tu salud: es lo primero que se suele hacer al entrar. Tan solo son algunas preguntas sencillas sobre tu salud física y psíquica. A grandes rasgos, consisten en si tienes o has tenido alguna enfermedad, si consumes alcohol, fumas o si tienes problemas familiares. Es posible que también te pregunten acerca de tu profesión y algunas cosas sobre rutina diaria.

Prueba de coordinación y movimientos: para ver qué tal está tu sistema psicomotriz se hacen una serie de pruebas. Una de ellas (y la más conocida) es intentar dirigir en un monitor una pequeña bola a través de unos pasillos con ambas manos evitando que se salga. En otra va en línea recta y se pulsa un botón cuando se cree que está llegando al comienzo de la línea. No te desmotives si en algún momento te sales y suena un pitido o que te has equivocado, es normal.

Prueba oftalmológica: tras las preguntas de índole personal y las comprobaciones psicomotrices tendrás que hacer una prueba de la vista que consiste en decir las letras que ves a una distancia que te marca el médico, primero con un ojo tapado y luego con el otro. Si padeces algún tipo de problema con la vista y has acudido alguna vez a la óptica a graduarte, será una prueba que te resultará más que familiar.

¿Cuánto cuesta hacer un test psicotécnico?

En caso de que se trate de una renovación, te podemos aconsejar que, lo primero de todo, mires el tipo de seguro que tienes contratado, ya que algunos se hacen cargo de los gastos que acarrea este examen médico. Si lo que toca es rascarse el bolsillo, las tasas de Tráfico están establecidas en todo el territorio nacional, pero las gestiones administrativas de cada centro homologado por la Dirección General de Tráfico (DGT) pueden variar desde los 30 hasta los 80 euros, por lo que la horquilla es muy variable.

¿Qué recomendaríamos nosotros? Comparar entre distintos centros autorizados y escoger el que haga mejor precio. ¿Realmente hay diferencia entre un sitio y otro a la hora hacer las pruebas? No realmente, dado que son exactamente iguales vayas donde vayas. Pero sí hay algo que puedes hacer tú mismo si quieres ahorrarte algunos eurillos… a costa de invertir algo más tiempo claro, y es hacer solo los exámenes y llevarlos sellados a tráfico directamente. Serás tú quien valore hasta qué punto puede llegar a merecer la pena.

Por otro lado, si estás apuntado a la autoescuela, es probable que tenga algún tipo de acuerdo de colaboración con alguno de estos centros de reconocimiento y que, por lo tanto, te haga un mejor precio para hacer el test psicotécnico. Y aunque ya no es necesario acudir a una Jefatura de Tráfico desde hace algunos años, los organismos públicos de la DGT siguen ofreciendo este tipo de servicio. Tampoco olvides que es imprescindible tener vigente el carné de conducir en caso de siniestro y en caso de necesitar contactar con el seguro del coche.

Muchos se preguntarán por qué el psicotécnico no es gratis, dado que es algo que hay que hacer obligatoriamente. En este sentido, hay que tener en mente que los centros médicos encargados de hacer este tipo de pruebas, aunque estén autorizados por la DGT, son privados. Esto significa que la persona que realiza las distintas pruebas, así como el material necesario para ejecutarlas, son costeados de alguna forma, ¿no? Por los clientes, en este caso. Además, estos centros también se encargan de tramitar la renovación del carné de conducir y de hacer la foto.

Por otro lado, es preciso aclarar que el precio aproximado del psicotécnico que hemos facilitado al comienzo de este punto se refiere al común para desplazarse en un vehículo de turismo. Esto es algo muy a tener en cuenta porque existen diferencias según el tipo de carné del que se trate. La tarifa no es la misma para renovar un permiso A, que uno B o uno BTP. La explicación radica en que, para mover un coche, un camión o un autobús, no se hacen necesarias las mismas capacidades. Es por esta razón por la que las pruebas que han de superarse son diferentes.

¿Qué documentación necesito para hacer un test psicotécnico?

Justo acabas de leer que no hace falta acudir a tu Jefatura Provincial de Tráfico más cercana para hacer el test psicotécnico. Y es completamente cierto, pero no te librarás de tener que acudir para presentar cierta documentación, dependiendo de tu caso. Si estás apuntado a una autoescuela, no te preocupes, porque será ella la que se encargue de presentar la documentación pertinente a la jefatura para iniciar el procedimiento. Si lo haces por libre, ve tomando nota.

Para empezar, necesitarás el DNI o el NIE, así como una fotografía en color y con el fondo liso (32 x 26 mm). También requerirás del impreso de solicitud de pruebas de aptitud de la DGT, que se puede solicitar en el mismo centro y de una declaración escrita en la que se establece que no existe ningún tipo de restricción, de tipo judicial, para la conducción de vehículos de motor, además de una declaración de no ser titular de otro permiso de conducir válido o restringido en otro país de la Unión Europea (UE) o el Espacio Económico Europeo (EEE), de la misma clase.

¿Cuál es la mejor forma y el mejor momento para hacer un test psicotécnico?

En pocas palabras, cuando ya estés apuntado a una autoescuela. Para hacer el examen teórico y el práctico necesitas una preparación previa, mientras que para el psicotécnico no necesitas de ningún periodo de aprendizaje. Si todo sale bien, tendrás un resultado favorable del examen teórico primero, en el psicotécnico después y, por último, en el práctico. Así es como acabarás consiguiendo tu permiso de conducir. En caso de que tan solo quieras renovarlo, ten calma y ya verás como sale solo.

La vigencia de los permisos de tipo B está establecida en 10 años hasta que se cumplen 65 años. A partir de ese momento, la renovación se debe hacer cada lustro. Aunque se suele esperar a que el carné caduque para pedir cita en un centro de reconocimiento, lo cierto es que se puede hacer el psicotécnico y gestionar la ampliación del mismo hasta tres meses antes de la fecha en que cumpla la vigencia. Una vez caducado el permiso, no se está autorizado para conducir, lo que hacerlo se considera una infracción grave que conlleva una multa de 200 euros.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta