Después de los MINI, MINI Clubman, MINI Cabrio, MINI Countryman y MINI Coupé, ahora se presenta la sexta variante: el MINI Roadster 2012, para completar una gama de los más variopinta, con la que la marca bajo el paraguas de BMW trata de dar un golpe sobre la mesa y dejar claro que, ante el aluvión de modelos de la competencia que tratan de imitarles, ellos son los verdaderos reyes de este disputado segmento.

Este primer biplaza descapotable de la marca de origen británico, es un heredero directo de un modelo presentado no hace muchos meses. Nos estamos refiriendo al MINI Coupé del que ya os ofrecimos cumplida información en su momento. Pero la operación no ha sido tan sencilla como, simplemente, quitarle el techo. Se ha realizado un concienzudo trabajo a nivel de refuerzos para conseguir una adecuada rigidez torsional, así como mantener las cotas de seguridad adecuadas para con sus ocupantes.

Todo ello sin penalizarlo con una tara excesiva (aunque algo de aumento de peso sí que hay…). Además hay que tener en cuenta que gracias a la presencia de una capota realizada en material textil, el centro de gravedad del vehículo se rebaja, lo que influye positivamente en que mantenga un comportamiento ágil y preciso, tan buscado por los compradores de este modelo.

Ligado con lo anterior, cabe mencionar la presencia de unas barras antivuelco de acero inoxidable, acolchadas en su parte delantera, que contribuyen a realzar la estética de este MINI Roadster, cuando circula descapotado, a la vez que, junto con el marco reforzado del parabrisas, garantizan una protección adecuada de los ocupantes en caso de un accidente con vuelco.

Pero si hay un elemento que caracteriza a este singular modelo es la presencia de una capota de lona, de fácil plegado y desplegado, que le otorga una gran versatilidad a la vez que proporciona protección a sus dos únicos ocupantes ante condiciones climatológicas adversas. El sistema empleado es bastante sencillo e intuitivo, pudiéndose realizar con una sola mano sin dificultad.

Si queremos disfrutar del aire en nuestros rostros, no hay nada más que girar la palanca de bloqueo que se encuentra en el marco del parabrisas y acompañar la capota hasta su total plegado en la parte posterior de los asientos, donde quedará perfectamente recogida y no tendrá necesidad de una tapa protectora. Para su extensión el proceso es prácticamente el contrario salvo el previo desbloqueo, pulsando un botón situado entre las dos barras antivuelco. Con la capota, de color negro, cerrada, la estética no desmerece en absoluto, asimilando su silueta más si cabe a la de su hermano Coupé.

Si seguimos con el exterior, observaremos más similitudes, como es la presencia también de un alerón retráctil automático, que se levanta cuando se alcanza una velocidad de 80 km/h y vuelve a su posición de reposo cuando la velocidad baja a menos de 60 km/h.

También puede activarse manualmente, a voluntad del conductor, mediante su correspondiente mando ubicado en el marco del parabrisas. Según la marca, este alerón es capaz de generar una carga adicional de unos 40 kilogramos cuando el coche alcanza su velocidad máxima.

MINI Roadster 2012 maletero

El único “pero” es una limitada capacidad de carga en el exiguo maletero, ya que su volumen es incluso inferior al de la versión Coupé, conformándose con apenas 240 litros, quizá suficientes para una escapada rápida en pareja un fin de semana, pero no para realizar la compra semanal de toda la familia.

MINI Roadster 2012. Motores

En cuanto a las motorizaciones, de momento, sólo se ofrecerán cuatro variantes, todas ellas “viejas” conocidas de todos nosotros. A saber:

•    MINI John Cooper Works Roadster: Emplea un motor de gasolina de cuatro cilindros de 1 598 cc, con tecnología MINI Turbo Twin-Scroll, para alcanzar una potencia de 211 CV a 6.000 rpm y un par máximo de 260 Nm. Con el consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 237 km/h. El consumo medio ponderado es de 7,3 litros/100 kilómetros y las emisiones de CO2 de 169 g/km.

•   MINI Cooper S Roadster: Utiliza un motor de gasolina de cuatro cilindros y 1 598 cc con tecnología MINI Turbo Twin-Scroll. En esta ocasión la potencia ofrecida es de 184 CV a 5.500 rpm, con un par máximo de 260 Nm. El tiempo necesario para acelerar desde parado hasta los 100 km/h es de 7,0 segundos. La velocidad máxima es de 227 km/h y el consumo medio desciende hasta 6,0 litros cada 100 kilómetros recorridos. Por su parte, las emisiones de CO2 alcanzan un valor de 139 g/km.

•    MINI Cooper Roadster: Emplea el motor de gasolina menos potente, siendo también de cuatro cilindros y con regulación variable de las válvulas, gracias a la tecnología VALVETRONIC de la “casa madre” BMW. La cilindrada también es de 1.598 cc, con lo que la potencia obtenida es de 122 CV a 6.000 rpm, y el par máximo de 160 Nm. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos, y su velocidad máxima es de 199 km/h. El consumo medio ponderado es de 5,7 litros/100 kilómetros, y las emisiones de CO2 son de 133 g/km.

•    MINI Cooper SD Roadster: Por último no podía faltar en la gama una variante turbodiésel equipada con un propulsor de cuatro cilindros con turbo de geometría variable y 1.995 cc, para entregar una potencia de 143 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 305 Nm. Con todo ello este modelo propulsado por gasóleo acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y logra una velocidad máxima de 212 km/h. El consumo promedio es el más bajo de todos, con apenas 4,5 litros/100 kilómetros y unas emisiones de CO2 también muy bajas con 118 g/km.

MINI Roadster 2012. Equipamiento

Como viene siendo norma habitual en la casa, existe un extenso catálogo con numerosas posibilidades de personalización (tanto exterior como interior) así como con diferentes “gadgets” con los que “customizar” el modelo para convertirlo en un ejemplar único. Por el momento no han sido facilitados ni los precios, ni la fecha de comercialización de este esperado roadster.

Ahora os dejo mi particular punto de vista: Si dispusiera del dinero suficiente para adquirir y mantener dos vehículos, tengo muy claro que el MINI Roadster ocuparía una de las plazas de mi garaje.

Fuente: MINI
Galería de fotos:

Ver galeria (24 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta