Logo de Noticias Coches
boca surtidor gasolina
Luis Ramos Penabad

¿Qué fabricantes tienen los consumos homologados más certeros?

Es de todos sabido que el sistema de homologación de consumos actual, en ciclo NDEC. Diseñado hace casi medio siglo (en los años 70) y vigente desde los 80, no cabe duda alguna de que el modo de conducción, las velocidades y la tecnología tienen muy poco que ver. La brecha entre consumo real y homologado, además, no ha dejado de crecer. Organizaciones como A&T indican que ha aumentado del 8% en 2001 a un 31% en 2013.

Los test de homologación de consumos cambiarán para ajustarse mejor. Se está diseñando una nueva prueba más realista, la WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedures), que debería comenzar a realizarse en 2017.

Además, tras el caso #diéselgate de Volkswagen y todo el revuelo que se ha levantado alrededor, las marcas se están uniendo de forma voluntaria a ofrecer una aproximación real de sus consumos. Primero fue el Grupo PSA Peugeot Citroën quien anunció que «publicará consumos de sus vehículos en  condiciones reales de tráfico» para lo cual acudirá a la medición de una empresa externa e independiente. También Opel, a partir del segundo trimestre de 2016, publicará datos de consumo de combustible y emisiones de CO2 reales, junto con las cifras de consumo de combustible registradas bajo la normativa WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedures).

Pero hasta que eso llegue (deberían participar todos los fabricantes, para que los usuarios puedan comparar), lo único que puede hacer alguien que quiera indagar las diferencias de consumo en condiciones reales de circulación, más allá de las homologadas. Pues bien. La revista alemana Auto motor und sport ha probado 600 modelos, lanzados desde 2013 a la actualidad y los ha sometido a un idéntico recorrido de 275 km que combian todo tipo de vías para ver cuán fieles son las pruebas de homologación. Y ojo, que hay cinco marcas que bajan consumos en circulación real:

FabricanteDiferencia
Jaguar– 11,4%
Subaru– 6,0%
Infiniti– 5,2%
Porsche– 4,8%
Land Rover– 3,4%

Según este estudio, Jaguar no sólo es sincera, sino que puede enorgullecerse de marcar consumos por debajo de los oficiales (al menos en esta prueba). Otra firma del Grupo, Land Rover, también aparece en la lista con cifras muy buenas.

Dos marcas niponas, Subaru e Infiniti, también destacan en sus consumos reales. Porsche (sí, del Grupo Volkswagen) también es de las que consigue rebajar cifras de homologación.

No deberíamos tomarnos estas cifras al pie de la letra. Incluso realizando todos los coches el mismo recorrido, es posible que cambien las condiciones climáticas y que otros aspectos del coche (como los neumáticos utilizados) puedan influir. Y es que, nos guste o no, solamente las pruebas de laboratorio son 100% justas e iguales para todos. Sin embargo, todo ayuda a dilucidar un poco mejor qué fabricantes se aprovechan más de las lagunas legales del ciclo de homologación NEDC y hacen más trucos para lograr mejores valores.

El resto de fabricantes supera los valores de las pruebas de homologación. Estos son los «suspensos»:

FabricanteDiferencia
Toyota+ 0,8%
Mazda+ 2,8%
Nissan+ 4,5%
Hyundai+ 5,3%
Jeep+ 5,4%
Skoda+ 5,7%
Audi+ 6,3%
Mercedes-Benz+ 6,6%
BMW+ 6,8%
Kia+ 6,8%
SEAT+ 7,1%
Fiat+ 12,8%
Renault+ 14,3%
Peugeot+ 14,4%

Obviamente, no es lo mismo la desviación de Toyota (apenas un 0,8% respecto a las cifras homologadas), que las tres últimas de la lista (Peugeot, Renault y Fiat, las tres únicas que superan el 10% de desviación). Se trata de tres empresas cuyos productos se venden mayoritariamente en Europa… lo cual «ayuda» a que sus coches se orienten más al ciclo homologación para el ciclo europeo (el norteamericano, por ejemplo, es mucho más duro). Los tres que menos se desvían son japoneses, donde también se aplica otro modelo de homologación bastante más riguroso.

Estaría bien conocer cómo se realizó la prueba en detalle (velocidades medias y máximas, perfil del recorrido, modelos empleados de cada marca…), ya que otros estudios (el de Transport & Environment), por ejemplo, señalan una divergencia media del 40%, mucho mayor que esta… y en su análisis son Daimler, BMW y General Motors las marcas que más se separan de las cifras de homologación, mientras que Renault, PSA, Fiat y Toyota son los que más se ajustan.

¿Qué nos queda claro de esto? Pues que es necesario, además de un sistema más realista, que todos los coches se midan en unas condiciones idénticas para que las comparaciones sean justas. Eso nos lleva de nuevo al laboratorio… pero las condiciones que en él se reproduzcan han de ser más cercanas a la conducción habitual.

Fuente: Auto Motor und Sport

  • consumo
  • Industria