Artboard

McLaren GT 2020

Luis Blázquez 16/05/2019

McLaren cree que un gran turismo no necesita tener su motor en la parte delantera. La marca inglesa está apuntando a coches como el Aston Martin DB11, Ferrari Portofino y Bentley Continental GT, pero con una producto de fibra de carbono y motor central llamado, simplemente, McLaren GT.

El McLaren GT 2020 coge el testigo del 570GT en la alineación de la compañía de Woking, aunque se encuentra fuera de los segmentos establecidos de la marca: Sports, Super y Ultimate Series. Utiliza un chasis monocasco de fibra de carbono similar al empleado en el 720S, donde la estructura del techo está unida a la celda del habitáculo, pero diseñada para proporcionar más espacio para sus ocupantes.

Al igual que el 570GT, hay una ventana practicable en la zaga que da acceso a un compartimiento de equipaje de 420 litros que se encuentra, literalmente, sobre el motor. McLaren dice que es lo suficientemente largo como para que quepan en un juego de palos de golf o un par de esquís. También hay un hueco de 150 litros en la parte delantera. El resultado son 570 litros de espacio para poder marcarse algún que otro viaje.

McLaren dice que el GT pesa 1.530 kilos gracias a su ligera estructura de fibra de carbono y el aluminio utilizado para los paneles de la carrocería. Con 4,68 metros de largo, es el McLaren más grande de la gama, salvo por el Speedtail. La suspensión se compone de dos barras de control en cada esquina, con amortiguadores hidráulicos adaptables y controlados por un software similar al utilizado en el 720S.

El interior es un espacio acogedor diseñado para deleitarse en viajes más largos, pero con todos los elementos esenciales para una conducción enfocada al alto rendimiento. Los asientos, con ajuste eléctrico y calefacción, son exclusivos del McLaren GT. Han sido diseñados para cumplir con los requisitos de un gran turismo y se han optimizado para garantizar un gran confort en largas distancias.

McLaren GT 2020. Motor

El corazón que da vida al McLaren GT es el V8 de 4.0 litros doblemente turboalimentado que se usó por primera vez en el 720S, aunque se ha puesto a punto para obtener un poco menos de potencia y ofrecer fuerza en el rango medio. El resultado son 620 CV y 630 Nm entre las 3.000 y 7.250 rpm. Emparejado a una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades, este motor impulsa al GT a 100 km/h en 3,2 segundos, a 200 km/h en 9 segundos, y a una velocidad máxima de 326 km/h.

Definido como “el McLaren más refinado de la historia”, los montajes únicos del motor son la mitad de la rigidez de los del 600 LT, enfocado en conseguir trayectos que ayudan a minimizar el ruido de la estructura. Por otro lado, los sonidos de baja frecuencia que emiten la estructura de fibra de carbono se reducen en lugar de amplificarse en el habitáculo. La suspensión, la dirección y los frenos están hechos a medida para garantizar un perfecto equilibrio entre precisión y confort de conducción.

McLaren GT 2020. Equipamiento

Como equipamiento de serie, los discos de freno son de hierro fundido, mientras que los carbonocerámicos son una opción. Los neumáticos, como todos los McLaren, son Pirelli P-Zero, que envuelven unas llantas de 20 pulgadas delante y 21 detrás (disponibles en diseños de siete o 15 radios).

La tecnología y la alta calidad a bordo queda garantizada por un sistema de infoentretenimiento de siete pulgadas, iluminación ambiental, mandos en aluminio mecanizado o un sistema de sonido de 12 altavoces firmado por el especialista Bowers & Wilkins.

Los adornos de cuero Napa son estándar, mientras que la cachemira o la alcántara será una opción. Asimismo, el techo de fábrica está hecho de fibra de carbono pintado en negro brillante, pero estará disponible uno de vidrio con una función de tinte electrocrómico.

Fuente: McLaren
Galería de fotos:

Ver galeria (24 fotos)

Cronología