Artboard
Mercedes EQV 2020 Mario Nogales 21/08/2019

Con la actualización de la Mercedes Clase V saltaba una noticia muy esperada y celebrada: habría una versión eléctrica. Este modelo, que también se haría en la planta de Vitoria, fue anticipado por el Mercedes EQV Concept. En el prototipo ya se veían detalles que daban a entender lo cercano que estaba a la producción. Y eso no ha hecho más que confirmarse en la presentación oficial del Mercedes EQV 2020, en la que se han desvelado todos los detalles de esta furgoneta eléctrica.

Para distinguirse del resto de versiones de combustión de la Clase V, la EQV cuenta con una serie de detalles estéticos específicos. Hablamos de esa parrilla carenada en negro con lamas horizontales y marco cromado o las llantas de 18 pulgadas. Pierde esa parrilla con iluminación que tanto sorprendió en el prototipo, pero mantiene esa esencia diferencial. La toma de carga va situada en la aleta delantera izquierda, justo por debajo del faro.

Como cualquier otra Clase V está destinada al transporte de pasajeros, siendo más adecuado catalogarlo como un monovolumen grande. Eso se aprecia en el interior, que cuenta con seis asientos individuales y que puede configurarse también con banquetas corridas para llegar hasta las 7 o las 8 plazas en función a las necesidades del usuario. No pierde nada de espacio con respecto al resto de Mercedes Clase V (tiene hasta 1.030 litros de maletero) debido a que las baterías van alojadas en el piso del vehículo.

Mercedes EQV 2020. Motor

El Mercedes EQV cuenta con un tren de transmisión eléctrico (eATS) que va situado en el eje delantero, en el mismo lugar en el que va el motor de combustión en otras versiones. Cuenta con una potencia de 204 CV y 362 Nm de par que se transmiten directamente a las ruedas delanteras. Todavía no se han dado los datos relativos a su aceleración, pero sí que sabemos que la velocidad máxima de este modelo está limitada a 160 km/h.

No menos importante es su batería de iones de litio de 90 kWh de capacidad. Como decíamos, va situada en el piso para no restar espacio al interior y es la encargada de que el Mercedes EQV pueda lograr una autonomía de 405 kilómetros (dato provisional). Esta batería se podría recargar en un Wallbox de 11 kW con corriente alterna en menos de 10 horas y también en tomas rápidas de hasta 110 kW llegando al 80 % en 45 minutos.

Para gestionar la energía del Mercedes EQV se han dispuesto una seria de niveles de retención a los que se accede a través de las levas que hay detrás del volante. En el nivel más bajo se conduce como un coche de combustión, mientras que en el más fuerte se podría conducir solo con un pedal. De todos modos, en el modo D Auto y con el asistente Eco ya se va mejorando la eficiencia de forma inteligente utilizando los datos de la navegación

Mercedes EQV 2020. Equipamiento

En el interior del Mercedes EQV también hay algunas diferencias respecto al resto de Clase V. Hablamos de la combinación lograda entre la tapicería de cuero azul con algunos contrastes en oro rosa. Por lo demás, todo el protagonismo recae en el sistema multimedia MBUX, que va ligado a una pantalla táctil de 10 pulgadas en este caso.

Para este monovolumen eléctrico se han dispuesto algunos menús específicos EQ que muestran datos como el flujo de energía o el historial del consumo. También se puede controlar la carga con la aplicación Mercedes me Charge. Otra de las claves del modelo es que permitirá planificar las rutas con los puntos de recarga.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Ver galeria (75 fotos)

Cronología