¿Qué se pueden hacer con mil millones de dólares?, y lo que es más importante, ¿qué hay que hacer para conseguirlos?. A pesar de que Estados Unidos es uno de los países industrializados más contaminantes, y que su compromiso con el medio ambiente es constantemente lastrado por los lobbys de los carburantes fósiles, hemos conocido una iniciativa que persigue el beneficio medioambiental, aunque el fondo pueda resultar un tanto surrealista.

El congresista norteamericano por California, Dan Lungren, del partido republicano, ha propuesto a la cámara norteamericana la aprobación de una partida de 1.000 millones de dólares como recompensa para el primer fabricante que sea capaz de desarrollar un vehículo con un consumo de 2,35 litros por cada 100 kilómetros recorridos, o lo que es lo mismo, 100 mllas por galón. El Nissan Leaf es en la actualidad el modelo má cercano con 99 MPGe.

Los interesados tendrán que cumplir con una serie de requisitos adicionales; la venta de al menos 60.000 unidades del modelo, que el mismo esté alimentado con gasolina y que la firma responsable sea estadounidense. Por el momento, pocos detalles más han transcendido. Se sabe que Lungren ya ha presentado la propuesta a los organismos pertinentes y que su aprobación dependerá ahora de la votación de los congresistas.

Aunque puede ser una buena idea para impulsar la investigación relativa al beneficio del medio ambiente, la propuesta tiene más de ciencia ficción que de realidad. Estados Unidos es uno de los países más afectados por la crisis económica. El ejecutivo no ha conseguio frenar hasta el momento la destrucción del empleo mientras que las arcas del país achacan una falta de liquidez preocupante. No parece por tanto el momento idóneo para aprobar medidas que supongan el desembolso de tan importante cantidad de dinero.

Vía: Motorpasión Futuro

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta