De acuerdo, las leyes están para cumplirlas. De acuerdo, existe una ordenanza municipal que prohíbe expresamente este tipo de actividad. Parece que en este caso la normativa está de parte de las autoridades, pero las leyes también deben ser interpretadas, más aún teniendo en cuenta el contexto económico y social por el que atraviesa el país.

El Ayuntamiento de Valencia ha tramitado tres multas a otros tantos vecinos por reparar sus coches en la calle, una actividad prohibida por el Consistorio por ensuciar la calzada y suponer una actividad ilegal, que ha sido penada con 150 euros de multa para cada uno de los infractores. En la capital del Turia, reparar vehículos en la vía pública está prohibido desde 1988.

Uno de las resoluciones aprobadas por el Consistorio para con los tres infractores asegura que las reparaciones “causaban suciedad y manchas de aceite en la calzada”. Otra de los afectados es el propietario de un Seat Ibiza, para el que se le aplica la misma normativa de limpieza e idéntica cuantía, al igual que al tercero de los sancionados, un hombre que se encontraba realizando labores de reparación de su automóvil en el barrio valenciano de Nazaret.

Tras pasar los plazos de pago voluntario y no comparecer en el Consistorio, el trámite aprobado ahora es el previo a la vía ejecutiva, es decir, para cobrar con recargo. Aunque la normativa da la razón a la administración, la crisis económica que afecta a todo el país es la que ha provocado la proliferación de este tipo de conductas en la ciudad. Por tanto, no parece lo más sensato sancionar con una multa económica a los que ni siquiera disponen de dinero pare realizar labores de mantenimiento en su automóvil.

Además de la reparación de vehículos en la vía pública, el Ayuntamiento de Valencia también prohíbe la venta de coches en la calle, al considerarlo una actividad perjudicial para los concesionarios.

Vía: Las Provincias

1 COMENTARIO

  1. No puedo decir nada mas que “me alegro”.

    Estoy cansado de ver este tipo de conductas en mi ciudad. Y tambien de las excusas de la crisis y la mala situacion de las familias. Si tan mal se está economicamente, les recuerdo que un coche se grava con el impuesto de lujo, porque es un lujo, no un derecho.

    Si la policia local multara mas este tipo de situaciones, habria menos economia sumergida, porque mucha gente, en vez de poner un negocio, lo que hace es este tipo de reparaciones en la via publica, con lo que unicamente genera beneficio para el, y perjuicio a los demas, ya que hacen de la via publica, un taller privado.

Deja una respuesta