Con un diseño que fluía de la pluma del legendario Giorgetto Giugiaro, el Isuzu 117 apareció por primera vez como prototipo en 1966 en el Salón del Automóvil de Ginebra. Entró en producción limitada en 1968, y en producción a gran escala para el mercado interno en 1973. Este modelo de 1979 abandonó las costas de Japón en 2013 para trasladarse Washington, Michigan, y ahora está a la venta.

El estilo del Isuzu 117 es interesante por un par de razones. El primero es que, desde una vista frontal a tres cuartos, evoca a las líneas de los Fiat 124 Sport o Peugeot 504 Coupé (ambos diseñados por Pininfarina). El otro aspecto notable es que el 117 permaneció en producción 13 años con un solo lavado de cara, en 1977. Incluso sin este hecho, las líneas y la se han mantenido bastante bien desde la década de los 60.

Este ejemplar parece ser bastante sólido, y se sabe que recibió una nueva pintura en algún momento de su vida. El único óxido patente es un pequeño en la puerta del maletero. Recientemente, el coche ha renovado sus llantas de aleación de fábrica. El interior sigue siendo original y está notablemente bien conservado, con unos daños visibles sobre el salpicadero, que tiene tres grietas. El resto parece en buenas condiciones.

Dando vida a este pequeño coupé nipón de pretensiones deportivas hay un motor de 1.871 cc de cuatro cilindros que produce 109 CV, asociado a una transmisión manual de cinco velocidades que envía la fuerza del propulsor a las ruedas posteriores. Cuenta con inyección electrónica de combustible (en todos los modelos a partir de 1970) que ayudó enormemente a extraer un rendimiento razonable de un motor pequeño, al tiempo que cumplía con la legislación.

Este motor se sometió hace poco tiempo a una prueba de compresión y, según el anuncio, parece que goza de buena salud. Además de un encendido electrónico moderno y un escape más deportivo, este Isuzu 117 sigue siendo completamente de serie. Desde luego, es un modelo difícil de encontrar, y los pocos que han aparecido en el mercado en los últimos años se han vendido entre 8.000 y 15.000 euros.

Si eres el tipo de persona a la que le gusta la idea de poseer un pequeño clásico japonés interesante que promete una experiencia de conducción agradable, entonces definitivamente este es un coche que vale la pena considerar. Está a la venta en eBay y, de momento, la puja más alta está situada en 6.974 dólares, 6.254 euros al cambio. El actual dueño lo compró por algo más de 10.300 euros.

Fuente: Road and Track

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta