Los deportivos japoneses de los 90 tienen un encanto especial. Son coches muy populares que han sido objeto de colecciones y quemados del motor durante muchos años. Por esta última razón, encontrar unidades mantenidas como recién salidas de fábrica es extremadamente raro. Y eso los hace tremendamente caros, como será el caso de este Mazda RX-7 de 1994.

Al igual que el Acura NSX subastado hace unas semanas, este Mazda RX-7 de tercera generación (FD) apenas ha tenido una vida provechosa a pesar de tener cinco lustros a sus espaldas. Pintado en un color Montego Blue, y con 4.450 millas en el odómetro, es decir, 7.322 kilómetros, se ve realmente impoluto. No ha recibido modificación alguna, por lo que mantiene el motor rotativo 13B-REW turboalimentado de 258 CV y 294 Nm asociado a un cambio manual de cinco relaciones.

De acuerdo con el portal de subastas Bring A Trailer, el coche permaneció inactivo durante 12 años cuando fue comprado por su primer propietario, antes de ser comprado por su actual vendedor (Motorcars Washington). Recientemente se le ha hecho una actualización de arriba abajo para que todo volviese a estar en orden, como el primer día. Eso se traduce en un cambio de aceite y filtros, nuevas bujías y nueva batería. El depósito de combustible también fue drenado y rellenado con gasolina de 2019.

Al ser el acabado Touring, no faltan elementos destinados al confort como faros antiniebla, techo solar limpiaparabrisas trasero o el equipo de sondido Bose Acoustic Wave. Las llantas de aleación también son las originales de fábrica, de 16 pulgadas con neumáticos Goodyear Eage GS-D 225/50. Y no, estos no han sido cambiados, así que sería conveniente hacerlo, de suponer que vaya a salir a la calle y no continúe guardado durante años como una joya de colección.

En el interior, un volante forrando en cuero de tres radios, aire acondicionado, control de crucero, ventanillas y espejos retrovisores eléctricos y cierre centralizado. Los asientos están tapizados en cuero de color canela, del mismo tono que las alfombrillas. El vídeo bajo estas líneas muestra con más detalle esta capsula del tiempo, exponiendo incluso algunos pequeños fallos de pintura.

El coche sigue a la venta hasta el próximo 25 de abril y, en el momento de escribir estas líneas, la puja ya está en 52.000 dólares, algo más de 46.000 euros al cambio. Con un historial limpio de incidencias hasta septiembre de 2007 según reporta el informe Carfax, esperemos que este Mazda RX-7 siga igual de bien mantenido, pero también disfrutado en su nueva casa.

Fuente: Bring A Trailer

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta