El Honda NSX es uno de los deportivos más aclamados por los entusiastas del motor. Presentado en 1989 en el Salón del Automóvil de Chicago y puesto en venta un año después, el NSX quiso ser la pesadilla de los mejores deportivos europeos de la época, como el Ferrari 348 o el Porsche 911 Turbo (964).

Este Honda NSX se encuentra a la venta en el portal de ventas estadounidense Bring A Trailer, una plataforma nacida con la premisa de rescatar grandes coches olvidados y deteriorados por el paso del tiempo. Ahora también podemos encontrar cosas como esta, un exclusivo deportivo que busca nuevo dueño y apenas ha sido disfrutado. Terminado en un poco frecuente Brooklands Green (tan solo en 34 unidades) con el interior en cuero negro, este NSX tan solo ha cubierto 187 millas, unos 300 kilómetros. Eso apenas son 12 kilómetros al año de media, insultante para un coche de esta tipología.

Según el portal web, fue comprado en 1994 en un concesionario Acura de Illinois (EE.UU.) por un coleccionista de coches con más de cuatro decenas de criaturas en su haber, todas ellas en un garaje de clima controlado. Y ahí ha permanecido este Honda NSX hasta finales de 2018, cuando su propietario decidió ponerlo en venta. Tanto el motor V6 de aspiración atmosférica como la caja de cambios manual de cinco velocidades se han mantenido intacto. Tan solo ha recibido un cambio de aceite a principios de este año. Los neumáticos Yokohama están fechados en 2003.

Al igual que el resto de sus coches, el dueño de este NSX lo compró hace 25 años para hacer caja. Jamás ha sido disfrutado

Desde la sede de la marca en Tokio, el Honda NSX se desarrolló con la premisa de ser uno de los mejores de su clase. Su punto de mira estaba fijado en la referencia de los deportivos de la época, firmados por Maranello y Stuttgart. Para lograr una puesta a punto que acabaría inspirando al McLaren F1, Honda contó con el apoyo y consejo de un gran especialista en el tema: Ayrton Senna. Su motor de 3.0 litros era capaz de entregar 274 CV y 284 Nm al eje posterior, consiguiendo llegar a los 100 km/h desde parado en 5,5 segundos y hasta los 265 km/h de velocidad máxima.

Este NSX ahora se ofrece en Maryland con el certificado de venta original, las llaves y los manuales de fábrica, así como un historial limpio de Carfax y su registro en Florida. Su dueño pagó 73.200 dólares cuando lo adquirió hace 25 años. A falta de un día para que acabe la puja, la oferta actual es de 110.000 dólares, unos 98.000 euros al cambio.

Fuente: Bring A Trailer

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta