Subamos a los rotativos y remontémonos en la historia de los carteles de una de las marcas más icónicas del circuito de Le Mans. Junto con los cambios estéticos apreciables en cada imagen se puede observar cómo van cambiando paralelamente los modelos de Porsche. Cada cartel de las victorias de la tradicional carrera de la marca en el circuito nos traslada a una época distinta.

En concreto nos remontamos a los años 50 cuando Porsche quemaba neumáticos en las grandes carreras y campeonatos de Europa. La Targa Florio, Nürburgring, la Carrera Panamericana, Sebring, Spa y Lemans fueron los asfaltos testigos de las grandes proezas de los coches Porsche. Repasamos sus logros y lucha en veinte carteles.

1954: Cuatro victorias consecutivas

Hicieron falta tres participaciones victoriosas en el circuito de Le Mans para lograr protagonizar uno de los carteles. Para celebrar la victoria, se dibujó este hermoso cartel hecho a mano donde se p2odía leer “Porsche desde 1950 cada año victorioso en la meta”.

Puede que fuera por la confianza de la marca en sus vehículos que decidieron esperar cuatro años para realizar el cartel, puede que no confiasen lo suficiente como para poder ganar una quinta vez consecutiva, el caso es que les quedó un cartel muy resultón que servía a la vez como producto publicitario.

1970: Una victoria pasada por agua


Probablemente uno de los carteles más famosos es este en el que se conmemora la victoria absoluta en los lluviosos y nublados días de 13 y 14 de junio de 1970. Para mejorar la calidad fotográfica se estableció un fondo negro con el que destacar el rojo del equipo Salzburg. Liderado por Herrmann y Richard Arrwood, el equipo llegó al podio tras 3.434 vueltas.

1970: Todo logro cuenta

Todas las categorías son importantes y Porsche ganó ese mismo año en la de GT. El protagonista de la victoria fue el Porsche 914/6 mostrando su potencia a los clientes potenciales. Como en la carrera del cartel anterior, la lluvia fue un impedimento para muchos de los coches que tuvieron que abandonar. Impasible, el Porsche se mantuvo en carrera, pasando a la historia y al papel de esta hermosa manera.

1971: Batiendo récords

Superando récords, así ganaba por segunda vez consecutiva desde los años 50. El coche protagonista fue el Porsche 917K de Marko y Van Lennep recorriendo 5.335,313 kilómetros a una velocidad de infarto. Una cifra que no fue superada hasta 2011, cuarenta años más tarde.

1976: Triunfando con ventaja

Con una diferencia en la llegada de 100 kilómetros de ventaja, el cartel de este año destacaría con la frase “Nuestra Victoria es tu beneficio”. El 936 llevaba tanta ventaja al segundo que los mecánicos contaron con 35 minutos para reparar el escape que sufrió el vehículo.

1977: El puntazo del 936

Hicieron bien los de Porsche en la producción del 936 y ellos lo sabían. Después de la victoria por goleada del 76, en el 77 siguió cosechando éxitos aunque no por completo ya que uno de ellos tuvo que abandonar el circuito por problemas mecánicos.

1979: Por fin se vence a los prototipos


Por mucho que Porsche se empeñaba en mantenerse en lo más alto de las carreras de resitencia, Le Mans era uno de los circuitos que se le escapaban de sus logros consecutivos. Desde el 76 no cantaron victoria, tuvieron que esperar al 79 para superar a los prototipos que acaparaban las medallas en los últimos años. El coche que les otorgó la victoria fue l 935 K3 basado en el de calle 911. Como mayor actractivo de esta vitoria fue el actor Paul Newman que quedó segundo con otro 935 y eclipsó a los pilotos ganadores Ludwig y Whittington.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta