Los terrenos del 4×4 suelen ser por lo general en la seguridad del asfalto pero siempre hay un conductor aventurero que se atreve en terrenos más arriesgados donde realmente se ponen a prueba las capacidades del vehículo. Desde caja de herramientas hasta correas de remolque, la siguiente lista de la revista online Road and Track recoge 12 esenciales para la supervivencia del 4×4 en territorio adverso. A no ser que vayas con la caravana búnker que conocimos hace poco, mejor preparar algo de esto.

1. Caja de herramientas

Empezando por un buen juego de zócalos pasando por alicates y destornilladores, hasta una barra de extensión o un martillo. Toda ayuda es buena en el caso que nos pille una avería en medio del campo sin posibilidad de rescate por otra vía que la de “háztelo tú mismo”.

2. Correa de remolque

Siempre que se realice un trayecto en grupo es esencial contar con unas correas de remolque para que, en el caso de que uno de los dos coches se vea en apuros, los compañeros puedan servir de ayuda para salir del atolladero. También es bueno contar con ella aunque no conduzcamos en grupo pero podamos contar en algún momento con ayuda externa, ya sea localizando a alguien cercano.

3. Esteras de tracción

No es lo habitual mas puede ocurrir que, en plena faena aventurera el coche quede atascado en el barro o en un terreno difícil de liderar. En ese momento, el conductor agradecerá contar consigo unas correas de remolque con las que salir del embrollo.

4. Abrazaderas y tensores elásticos

Una cesta de cuerdas de bunguee, correas y cremalleras nunca vienen mal para un día de campo, menos para una travesía en un todoterreno. Pueden servir para asegurar equipaje o equipo en el techo del coche.

5. Gato

Si el conductor se las ve complicadas para utilizar el gato habitual, necesitará un gato hidráulico más fuerte que puede encontrar en el mercado y que se adapte a la altura real del coche. No es mala idea revisar esto antes de salir a la aventura.

6. Batería externa

Una reserva de energía no es mala idea para que, en caso de necesidad, se pueda contar con una batería externa con la que recargar la batería del coche. Si así se precisa, se puede hasta cargar el teléfono, siempre adaptando la intensidad de corriente del aparato.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta