Holden es una marca relativamente desconocida en Europa pero con una historia muy especial en Oceanía. Fue fundada en Australia en 1856 y se dedicó a las sillas para montar a caballo en sus primeros años. Con el nacimiento del automóvil cambió su actividad y comenzó a destacar. Tanto es así que en 1931 fue adquirida por General Motors, que la ha estado gestionando hasta la actualidad. Pero ahora anuncian que Holden será cesada en 2021 en Australia y Nueva Zelanda.

Ambos países eran los únicos donde se comercializaban estos modelos con volante a la derecha, dejando claro que GM se desvincula por completo de esta configuración. Además de acabar con las ventas de Holden, para el año que viene también cerrarán los centros de diseño y de ingeniería, además de reducir las operaciones de Holden Financial Services. Se trata de una dura decisión que ha sido tomada debido a la necesidad del grupo en priorizar sus inversiones.

Hay que tener en cuenta lo costoso que es el desarrollo de vehículos específicos para solamente estos mercados. Se había visto en los últimos tiempos casi toda la gama empleaba plataformas de Opel o de Chevrolet (el último Holden Commodore era un calco del Opel Insignia) y, además, tampoco acompañaban las ventas, que fueron las más bajas desde 1948. De hecho, el último Holden fabricado en Australia fue un Commodore V8 que salió de la planta de Elizabeth en 2017 antes de que cerrase.

La marca con más de 160 años de historia a sus espaldas, fue el principal fabricante automotriz en Australia durante muchos años y todo un impulsor de la industria local. La noticia ha caído como un jarro de agua fría allí y, además, supondría el despido de alrededor de 600 trabajadores. Mantendrán unos 200 empleados para que los vehículos vendidos puedan mantener el programa de servicio y mantenimiento durante al menos los próximos 10 años.

También se habla de que GM no abandonará por completo el mercado australiano a pesar de acabar con Holden. Se está considerando crear una submarca llamada General Motors Specialty Vehicles (GMSV) para importar algunos vehículos desde Estados Unidos después de cambiarles el volante a la derecha. Es algo similar a lo que hacen actualmente con los Chevrolet Camaro, Silverado, Tahoe o Suburban. En todo caso, es una pérdida enorme y una triste noticia para el mundo del motor.

Fuente: Holden

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta