Los asientos pivotantes, esos capaces de girar sobre un punto de apoyo para cambiar la orientación, habían sido, hasta el momento, territorio exclusivo de los monovolúmenes y furgonetas. Con esta opción, se podía transformar la disposición de los pasajeros, transformando la tradicional para romper la monotonía de largos desplazamientos.

Sin embargo, el coto cerrado se ha abierto, de manos del Renault Clio, que será el primer utilitario en contar con este tipo de asientos. En este caso será el asiento del copiloto el que permita reorientar su posición para facilitar la accesibilidad al habitáculo. Este extra vendrá montado por la propia firma y estará disponible por un precio de 1.600 euros, una alternativa mucho más económica a la conversión a manos de un tercero, que puede rondar los 3.000 euros.

El asiento pivotante para el Renault Clio puede ser encargado para carrocerías con 3 y 5 puertas, pero no en toda Europa. El anuncio señala que, por el momento, sólo los mercados de España, Francia, Alemania, Italia, Bélgica y Suiza abrirán esta posibilidad a clientes potenciales en las versiones Expression Clim, que llegará en verano, y Dynamique TomTom.

Este asiento cuenta con todas las especificaciones de seguridad requeridas, sin riesgo alguno de poner en riesgo el comportamiento estructural del coche o del airbag en caso de impacto. De hecho, la única diferencia con respecto a un asiento habitual es el peso, ya que el engranaje que permite el giro añade unos cuantos kilos a la tara total del vehículo.

El asiento pivotante puede soportar el peso de pasajeros de hasta 130 kilogramos de peso. Mediante una palanca puede llegar a girarse unos 75º con respecto a la posición inicial, evitando a personas de movilidad reducida o con dificultades entrar en el habitáculo, sin tener que doblarse en exceso o adoptar posturas difíciles.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta