James Bond, el eterno 007 era otro reflejo más del eterno Peter Pan, ese tipo que puede mantener una forma de vida más cercana al sueño y al juego, que a las obligaciones y las responsabilidades. El agente secreto era, sobre todo cuando tenía la apariencia de Sean Connery, el reflejo de todo lo que cualquiera quería ser. Intrépido, con éxito, astuto, atractivo y con un Aston Martin en el garaje.

Pero ni el mito de Peter Pan, ni el de James Bond, no se pueden mantener para siempre, por mucho que se empeñe Daniel Craig. Los años pasan y todos vamos haciéndonos mayor. Eso no significa una derrota, si no un cambio, que incluso puede ser para mejor. Aston Martin ha tomado buena nota, pero sabe que los GT no son para toda la vida, que llega un momento en el que todos nos hacemos mayores. Porsche ya había dado el paso con el Panamera y a la marca inglesa le ha llegado su momento. Ese momento se llama Aston Martin Rapide.

El Aston Martin Rapide es un coche para mayores, no sólo por su precio, muy cercano a los 200.000 euros, si no por la extrema, recalcando lo de extrema, calidad de sus interiores. Ni un milímetro de plástico, todo cuero eleborado artesanalmente en diferentes tonos que dejan con la boca abierta.

Las principales diferencias con los GT radican en que, el Aston Martin Rapide, puede transportar a cuatro personas adultas cómodamente sentadas, además de contar con un maletero con una capacidad de 320 litros. El Aston Martin ya no será un vehículo espectacular, pero que sacrifica el confort por la emoción. Eso se acabó, este modelo está diseñado para responder en usos convencionales.

A bajo régimen, demuestra una gran elasticidad, lo que lo hace apropiado para el uso diario. Sin embargo, no pierde las señas de identidad de Aston Martin en cuanto a la motorización. Un poderoso 6.O V12 de 470 CV, con cambio secuencial, consiguiendo prestaciones como 5,8 segundos de 0 a 100 km/h y una punta de velocidad de 290 km/h. Es evidente que, por mucho que se haga uno mayor, no tiene por qué dejar de disfrutar.

La apariencia exterior del Aston Martin Rapide está a la altura de los mejores modelos de la marca inglesa. Su morro en cuña, la parrilla y los nervios laterales y del capó, siguen atrayendo las miradas allá por donde pasa. Además, la integración de las puertas traseras se ha realizado con una gran elegancia. No falta ningún detalle para ponerse en marcha.

Galería de fotos del Aston Martin Rapide:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta