Audi avanza en su desarrollo de biocombustibles y justo a sus socios Ineratec GmbH y Energiedienst Holding AG, la compañía tiene previsto construir una nueva planta de producción de diésel “sostenible” en Suiza. El llamado “e-diésel” se produce a partir de energía renovable, agua y dióxido de carbono.

Esta es la primera vez que la compañía desarrolla un combustible del que la energía procede de una fuente renovable hidroeléctrica. El combustible sintético extrae hidrógeno del agua y lo mezcla con CO2, por lo que se reducen casi por completo las emisiones de carbono a la atmósfera.

La compañía ha asegurado que estos e-combustibles son casi neutros en carbono. Para producirlo, la estación hidroeléctrica produce hidrógeno y oxígeno a partir del agua, un proceso conocido con el nombre de electrolisis. Después, el oxígeno reacciona con CO2 y se forma una cadena larga de compuestos de hidrocarburos. Finalmente, estos compuestos son separados para crear e-diésel y ceras, que se utilizan en otras áreas de la industria.

Las nuevas instalaciones serán construidas el próximo año en Laufenburgo, en el Cantón de Aargau (Suiza) y tendrán una capacidad de producción de hasta 400.000 litros por año.

“En el proyecto de Laufenburg, gracias a una nueva tecnología, podemos manejar la producción del e-diésel de una manera eficiente en unidades compactas, lo que hace que sea más económico” declaró Reiner Mangold, director de Desarrollo de Producto Sostenible de Audi.

Audi ha estado trabajando en otro proyecto piloto de e-diésel desde 2014 con la corporación de tecnología de energía sunfire en Dresden, Alemania. Además, la marca tiene varios departamentos en algunas de sus instalaciones donde fabrica metano sintético (e-gas) para los modelos A3, A4 y A5. La marca de Ingolstadt también está investigando la fabricación de combustible sintético e-gasolina junto con socios especialistas.

Fuente – Audi

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta