Ha sido una de las sorpresas más gratas que nos ha traído el Salón de Ginebra. El Audi R8 V10 RWS amplía la gama del superdeportivo alemán en forma de edición limitada. ¿Su principal particularidad? Que es la primera vez que este modelo recibe la propulsión trasera, por lo que se convierte automáticamente en objeto de deseo de los seguidores más puristas de la marca. Adiós a la tracción quattro, hola a la conducción deportiva en su estado más puro.

El departamiento deportivo Audi Sport GmbH cuenta con una amplia experiencia en la competición y quieren demostrarlo a través de este nuevo modelo. El concepto es tomado del R8 LMS de carreras y por ello presenta una estética diferenciada que permite unos adhesivos en color rojo para emular la modelo de competición. En el exterior presenta la parrilla Singleframe y las tomas de aire en acabado negro mate.

Este modelo estará disponible tanto con la carrocería Coupé como con la Spyder, pero en todo caso su producción estará limitada a 999 unidades. Todas ellas serán fabricadas a mano en la planta de Böllinger Höfe. En el interior se mantienen el resto del bondades que tiene la gama R8, entre las que destacan los asientos con tapicería mixta de cuero y Alcántara (tipo baquet opcionales). En el salpicadero habrá una inscripción que acredite el número de la unidad.

Audi R8 V10 RWS. Motor

La mecánica del nuevo Audi R8 V10 RWS es exactamente la misma que la de sus hermanos. Situado en posición central se encuentra el motor V10 5.2 FSI, uno de los últimos atmosféricos de este tipo que quedan en el mercado. Sigue desarrollando los mismos 540 CV y 540 Nm de par, lo que le permite al Coupé acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (3,8 segundos en el Spyder) y alcanzar una máxima de 320 km/h (318 km/h para el descapotable).

Aunque al cambiar la propulsión vemos algunas modificaciones significativas. Con un peso de 1.590 kg para el Coupé, se ha conseguido reducir hasta 50 kg respecto al de tracción integral, fruto de ahorrarse elementos como el árbol de transmisión, el embrague multidisco y el diferencial central. En el caso del Spyder se reducen 40 kg, dejando la balanza en 1.680 kg. El reparto de pesos queda en 40,6:59,4 para el Coupé, y de 40,4:59,6 en el Spyder.

Y como buen tracción trasera, este Audi R8 V10 RWS permitirá cierto deslizamiento del eje trasero. Con el modo ‘dynamic’ del Drive Select y con el modo Sport del control ESC se podrán hacer derrapes controlados haciendo girar sus neumáticos de 19 pulgadas y tamaño de 295/35 para las traseras. Este modelo inicia su comercialización en otoño y en nuestro país costará 165.500 euros el Coupé y 180.250 euros el Spyder.

Fuente – Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (81 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta