Audi presentó en el pasado Salón de Frankfurt toda una selección de impresionantes máquinas deportivas: S6 y S6 Avant, S7 Sportback y S8. Aquí te vamos a hablar del nuevo Audi S7 Sportback. Se trata de una versión de altas prestaciones de la berlina coupé A7, que lleva motor 3.0 TDI de 245 CV y tracción total quattro. El Audi S7 Sportback aumenta su potencia hasta los 420 CV, fruto de un motor completamente nuevo.

Pero antes de bucear en sus tripas vamos a echarle un vistazo por fuera: su exterior es bastante diferente de los A7 convencionales. Es una deportividad discreta, no demasiado diferente de un paquete S-Line. El frontal cuenta con paragolpes más agresivos y hay detalles como los faldones laterales o los 4  escapes traseros que nos advierten de que estamos ante una máquina muy especial, si es que hemos pasado por alto los emblemas que rezan “S7” y “V8T”, en referencia a su motorización.

Enorme, ancho y muy largo, el Audi S7 Sportback también impone lo suyo por su lujoso habitáculo. A la altísima calidad ya presente en las versiones más mundanas se suman toques de deportividad, detalles que en su conjunto nos dejan claro que estamos ante un vehículo de alto rendimiento. Es el caso de la nueva instrumentación, pedales y levas de aluminio, un nuevo botón de arranque para el motor o los asientos deportivos con el logotipo “S” marcado en el cuero del respaldo.

Nuevo motor 4.0 TFSI, 420 CV de V8 turboalimentado

Ahora sí, vamos a su “corazón”: además de estrenar los colores Estoril Blue y Prism Silver, los Audi S7 Sportback estrenan el nuevo motor 4.0 V8 TFSI. Este 8 cilindros está doblemente turboalimentado y tiene tecnologías de recuperación de energía, además del Stop&Start. Una de sus armas más importantes de cara a la eficiencia es la llamada “Cylinder on demand”, que desconecta 4 cilindros bajo carga parcial, convirtiendo al motor en un inofensivo 2.0 TFSI. Este motor completamente nuevo desarrolla en el Audi S7 la tremenda cifra de 420 CV y 550 Nm de par motor máximo.

Con ese desarrollo de potencia es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,9 segundos, llegando a una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. Todo ello, consumiendo una media de sólo 9,7 l/100 km, una cifra “estratosférica”. Va asociado obligatoriamente a una caja de cambios S-Tronic de doble embrague y siete relaciones. La transmisión de la potencia al suelo se logra mediante el sistema quattro de tracción total permanente, con diferencial central bloqueable y diferencial deportivo trasero opcional, que reparte la potencia entre ambas ruedas.

El Audi Drive Select es de serie, y también lo es la suspensión neumática de altura y dureza variable. Como no, también la dirección de dureza variable es una opción que muchos dueños elegirán en el paquete, así como la opción de frenos cerámicos de generoso diámetro en ambos ejes. De lo que gozarán todos es del tren de rodaje con llantas de 19 o 20 pulgadas, con neumáticos de altas prestaciones ya montados de fábrica.

Opcionalmente también se puede elegir entre un gran número de elementos, como el sistema de información proyectada en el parabrisas, el programador de velocidad activo con función de frenado, el sistema de detección de obstáculos en el ángulo muerto, el asistente de cambio de carril o el dispositivo de visión nocturna con detección de peatones.

Galería de imágenes del Audi S7 Sportback:

Ver galeria (22 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta