El centrocampista argentino, Ever Banega, se despidió ayer de la temporada futbolística, a causa de un aparatoso accidente ocurrido fuera de los terrenos de juego. El valencianista, que se había quedado fuera de la convocatoria para jugar contra el Barcelona, se ejercitó en solitario en la ciudad deportivia del equipo che, en las horas previas al partido.

Al finalizar acudió a una gasolinera a repostar el vehículo, fue entonces cuando olvidó activar el freno de mano, siendo atropellado por su propio coche. El pie izquierdo quedó atrapado entre un bordillo y una rueda, lo que le ocasionó una fractura en el tercio distal de la tibia izquierda, con un desprendimiento de fragmentos óseos, que le mentendrá alejado de los terrenos de juego durante al menos seis meses.

El jugador fue trasladado al hospital donde los médicos confirmaron que se trata de “una lesión grave e importante”. Banega tiene previsto pasar por el quirófano a lo largo del día de hoy, siempre que los doctores a su cargo consigan bajarle la inflamación que sufre en el tobillo. Desde el club lamentan lo que han calificado como “un accidente que le puede pasar a culquier ser humano. Es una contrariedad para el equipo”, asegura Jordi Candel, jefe de los servicios médicos del Valencia.

No es la primera vez que Banega se ve envuelto en la polémica. Poco meses después de recalar en el equipo valencianista, en marzo de 2008, dio positivo en un control de alcoholemia, al doblar la tasa permitida. Sus constantes salidas nocturnas están en el punto de mira del club, aunque lo más recordado es su aparición en un video casero donde se le ve masturbándose ante una webcam, o una fotografía publicado en Facebook posando con la camiseta del Real Madrid.

Vía: El Periódico

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta