El proyecto de traer de vuelta a la vida al Bentley Team Blower es un proyecto extraño, tan alejado de los mortales de a pie que deja sin aliento.

La compañía ha desmontado minuciosamente uno de sus coches de carreras más icónicos de la década de 1920, escaneado con láser en 3D y documentado hasta el último componente (incluso los tornillos) y lo está recreando en doce réplicas de la Serie Continuation que se venderán por una cantidad de dinero completamente demencial.

Aunque nunca ganó una carrera, el Blower es un recuerdo muy importante para Bentley. Al menos eso demuestra que los de Mulliner hayan decidido fabricarlo de nuevo.

Y no de cualquier modo. Los clientes tienen un montón de opciones, pero quizá la mejor sea si desean que los paneles del piso estén impecables como salían de fábrica hacía 90 años o que Bentley los construya con las marcas y hendiduras que los tacones de sir Henry «Tim» Birkin dejaron el la madera. Así de precisa puede ser la fabricación, gracias al escaneo con láser.

Poco a poco las piezas de este rompecabezas (que a buen seguro dejará un buen pellizco en las arcas de la marca) van llegando al lugar donde serán montadas. Desde el motor y el sobrealimentador, hasta el chasis de acero de grueso calibre, pasando oor la carrocería de madera de fresno, el tanque de combustible hecho a mano, el radiador niquelado con acabado de espejo, la suspensión de ballestas… Toda una proeza para cualquier entusiasta de los coches clásicos y de la mecánica.

Fuente: Bentley
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta