Logo de Noticias Coches
Bentley casas para pajaros y murcielagos
Luis Blázquez

Además de coches, Bentley también fabrica casas para pájaros y murciélagos

En un mundo donde si no eres verde es porque estás en contra del medioambiente, la fábrica de Bentley en Crewe, Reino Unido, es un espacio bastante eco-friendly. El sitio cubre un área de superior a las 52 hectáreas, de las cuales casi 167,930 m² son interiores. Junto a las instalaciones hay colmenares con más de 300.000 abejas, así como 30.000 paneles solares y nutridos jardines. La última idea de Bentley para reducir su huella en el medioambiente es construir hogares para pájaros y murciélagos.

La ciudad de Crewe, al noroeste de la isla inglesa, es el hogar de poblaciones endémicas aves y murciélagos. Aumentando la biodiversidad alrededor de la planta de producción, el objetivo de Bentley es tratar de ayudar a las poblaciones locales del herrerillo común (Cyanistes caeruleus) y del murciélago común (Pipistrellus pipistrellus) a prosperar construyendo pequeñas casas para las criaturas. Y para que les echaran una mano a colocar las cajas llamaron a Autocar, quien pudo plasmar la experiencia con todo lujo de detalles.

Y si bien estamos acostumbrados a que una firma de automóviles tan reputada como Bentley sea especialmente casera en sus creaciones, las nuevas casetas para estas aves son compradas por la marca a un proveedor externo. Sin embargo, la compañía tiene en nómina a numerosos carpinteros para pulir algunos detalles y dar un toque más personal, como tallar el logotipo de la “B” alada en la madera antes de colgarlos fuera. Al fin y al cabo, con los coches de calle se hace lo mismo, no hay ningún fabricante que haga todo en casa.

Ahora pasemos al lado que realmente le interesa a Bentley. En verdad, las cajas para los pájaros y los murciélagos se colocan porque varias especies de aves necesitan esconder sus nidos, bien en árboles muertos o en otros lugares. Y es que los picos luchan por atravesar las paredes de la fábrica, por lo que estas nuevas casas les ayudan a encontrar un lugar para hacer un nido. Las cajas de murciélagos actúan de la misma manera, excepto que, en lugar de un pequeño agujero, hay una ranura y una barra de la que cuelgan los murciélagos.

Por lo que parece, el próximo esfuerzo de la marca será recolectar el agua de lluvia para que la fábrica sea neutral en cuanto al tema del agua se refiere. Imaginamos que el beneficio de una buena prensa también es una idea para tener en consideración. Pero, aunque Bentley no debería ser venerada al estatus un estatus de referente en materia medioambiental (recordemos que sigue fabricando sedientos motores de combustión interna), es de agradecer que intente dejar una huella menor y anime a otras marcas a hacerlo mejor.

Fuente: Autocar

  • Bentley