La firma inglesa Bentley incorpora a la gama del Continental GT -incluido el GTC- un nuevo propulsor V8 que desata nada menos que 507 caballos de potencia. La gran novedad -y no es baladí, desde luego- está en que este motor puede desconectar cuatro de sus ocho cilindros cuando la conducción lo permita y con ello reducir el consumo hasta un 40% con respecto al W12, que también está presente en esta gama.

El V8 es un propulsor de gasolina de inyección directa con 4.0 litros de cilindrada y que está sobrealimentado a través de dos turbos. Entre las innovaciones tecnológicas que presenta, conviene destacar -insistimos- en la posibilidad de desconectar cuatro de sus ocho cilindros para ahorrar combustible y homologar una media de 10,9 litros/100 km. Una cifra bastante contenida para el vehículo del que se tratara. Este novedoso propulsor tiene un par máximo de 660 Nm entre 1.700 y 5.000 rpm. Va asociado a una transmisión automática de doble embrague con 8 velocidades.

Si bien es cierto que las prestaciones se han resentido, tampoco es para armar un drama. Una merma bastante pequeña y hasta cierto punto asumible de 67 CV y sólo 40 Nm. De hecho, ambos, GT y GTC V8 harán el 0 a 100 km/h en 4.8 y 5 segundos (GT y GTC W12 lo hacen en 4.6 y 4.8 segundos). No es como para tirarse de los pelos, como tampoco lo será que su velocidad punta sea de 303 y 301 km/h (frente a los 318 y 313 km/h de los W12).

Y un dato que hará que el cliente del Bentley se sienta mucho más satisfecho: la autonomía de su gran turismo asciende a 857 kilómetros. Sí. Sñí, sí, no estamos “beodos”. Más de 800 kilómetros con un único depósito, el mismo de 90 litros utilizado hasta la fecha.

Este modelo, y visto desde fuera, ha sido perfilado empleando en él detalles exclusivos que se pueden ver en su nueva parrilla negra, entradas de aire, deflectores, nuevo fondo de anagrama en rojo… Las salidas del escape han sido ideadas con forma de ocho haciendo referencia al número de cilindros de su motor.

Hablando del interior, tampoco faltan elementos distintivos, como una gran gama de tapicerías en cuero donde elegir y terminaciones en madera de alta calidad. Entre las opciones destacan los frenos cerámicos y un amplio y variado abanico de novedades que permiten personalizar el modelo. ¿Y a qué público va dirigido? Bentley ha puesto sus miras en los jóvenes triunfadores, como caldo de cultivo en cuestión de conquista de mercado.

Va equipado con un cambio de doble embrague de 8 marchas con modo secuencial y mandos en el volante. Una transmisión rápida y suave que se combina con la tracción total permanente. Todo ello hace del Continental GT V8 un deportivo muy completo. La versión V8 del impresionante Continental GT fue presentada mundialmente en La Rioja, aunque ya se pudo ver estáticamente en el pasado Salón de Detroit.
A la venta esta primavera, el GT V8 está disponible por 136.000 euros y el GTC por 149.600, precios sin impuestos. Podemos barruntar ue estas nuevas versiones continuarán la senda de ventas de sus “predecesores”.

La marca británica, desde hace unos años en manos del Grupo alemán Volkswagen, cerró sus cifras de 2011 con un incremento de ventas del 37% con respecto a 2010. En total se vendieron en todo el mundo 7.003 unidades, una cifra muy similar a la obtenida en 2007, justo antes de que la crisis se hiciera patente también en este segmento tan exclusivo.

El crecimiento en las ventas de esta marca se debe en mayor media al alza del mercado chino (95%), al del alemán (88%) y al de Estados Unidos (31%), aunque las matriculaciones de Bentley en la Unión Europea también experimentaron una subida notable del 51% en el último año.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta