¿Puede el viento mejorar la velocidad? ¿Es capaz de aportar la fuerza suficiente a un monoplaza? Parece ser que sí. Porque ahí tenemos al Blackbird. Un vehículo diseñado para alcanzar cuotas de velocidad importantes y a la vez utilizar como único impulso la majestuosidad del viento. ¿Lo crees imposible? Pues continúa leyendo estas líneas.

BlackBird desafía al viento.
BlackBird desafía al viento.

Hace un tiempo el ‘aerodinamista’ Rick Cavallaro decidió junto al departamento de Aerodinámica de la Universidad de San José luchar contra la ley física de la conservación de la energía. Ésta cree imposible que cualquier vehículo pueda ir más veloz sólo por la fuerza del viento. Pues dicho y hecho. Aquí tenemos este diseño innovador que consigue uno más de sus objetivos, llamar la atención de todos nosotros.

Para Cavallaro la base principal de esta propuesta era utilizar el empuje del viento y convertir esa fuerza en energía mecánica, a través de unas hélices. Este hecho se traduciría en movimiento sobre las ruedas. Además con esta iniciativa incluso se podía llegar a almacenar dicha energía de forma temporal. Algo verdaderamente relevante.

Del mismo modo se pensó en las posibles pérdidas de energía que podría acarrear. Por este motivo se utilizaron aleaciones ligeras y fibra de carbono, además de fibra de vidrio para la carcasa de la carrocería. El hecho clave era que el contacto directo con el suelo se realizaba sobre una rueda de mountain-bike en el frontal. Y para terminar el triángulo, dos grandes opacas en la parte trasera.

Para llevar a cabo esta deslumbrante idea se realizó una prueba en la carretera de New Jerusalem en Tracy, California. El BlackBird fue integrado con un receptor GPS y varios sistemas de medición de velocidad y dirección del viento. El automóvil realizó varias vueltas en donde llegó a alcanzar hasta 61.55 kilómetros por hora. Mientras que la velocidad media del viento rondó los 21.6 Km/h. Parece claro que el objetivo quedó más que superado.

Esta nueva iniciativa nos confirma que la energía es un bien del que no sabemos sacar el máximo rendimiento posible. Puede que gracias a estos inventos esta realidad sea bien diferente en un futuro.

Ver galeria (5 fotos)

Vía | Jalopnik

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta