Las grandes firmas de automoción saben que la seguridad al volante es uno de los aspectos más valorados entre los posibles consumidores. Los esfuerzos por mejorar los mecanismos y protocolos es constante y afortunadamente cada vez son más los objetivos conquistados.

En el mercado ya existen algunos modelos de vehículos que incorporan un sistema para avisar de forma automática a los servicios de emergencia en el caso de que se produzca un accidente.

La firma alemana BWM en colaboración con la Universidad de Miami busca penetrar aún más en esta idea trabajando en la creación de un algoritmo que permita ofrecer información más precisa sobre el siniestro ,facilitando así el trabajo del personal de emergencia y disminuyendo la posibilidad de lesiones entre los afectados.

El actual sistema es conocido como ACN y según el doctor Jeffrey S.Augenstein del Lehamn Center, en un 92% de los accidentes se pudo establecer contacto con los ocupantes, mientras que en el 8% restante los implicados estaban demasiado heridos como para contestar al teléfono o bien ya habían salido del vehículo.

BMW persigue reducir el tiempo de asistencia con una actualización del sistema que permite conocer de la forma más precisa posible el grado y el lugar donde se ubican las lesiones. Todo mediante una serie de sensores distribuidos por todo la cabina que le aportarán al algoritmo la información necesaria para establecer una comunicación más eficaz con los servicios de emergencia.

Por el momento la iniciativa se encuentra en fase de estudio pero en BMW confían en que su puesta en marcha suponga un avance cuantativo en materia de seguridad al volante.

El objetivo de cero muertes en la carretera es aún lejano pero aunando los esfuerzos del personal humano, junto con los avances de las nuevas tecnologías y una mayor concienciación de los conductores hará factible lo que hoy aún parece una realidad difícil de alcanzar.

Vía: ALT1040

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta