Desde hace dos años, Michelin ha llevado a cabo una campaña de revisión de neumáticos en Portugal y por fin, en 2009 también se ha realizado en España. Se han analizado datos de más de 110.000 vehículos, un total de casi medio millón de neumáticos. Los técnicos de la marca han podido comprobar el nivel de seguridad con el que circulan los españoles.

La iniciativa se ha llevado a cabo simultáneamente en España y Portugal. Comenzó el día 22 de junio y terminó tres semanas más tarde, el 11 de julio. Las revisiones se han llevado a cabo en 2.000 talleres, 1.700 de los cuales estaban en suelo español. Por allí pasaron turismos, todoterrenos y vehículos industriales ligeros los cuales acudieron a uno de estos talleres independientemente de la marca de neumático que llevaran.

En total, en España se han revisado más de 90.000 unidades. Técnicos de Michelin han comprobado de manera gratuita las presiones, el dibujo y el estado general de los neumáticos. Además, han aprovechado para concienciar a la gente sobre la importancia de circular siempre con la presión de inflado correcta para cada coche y cada tipo de desplazamiento y también sobre cómo realizar un buen mantenimiento a este respecto. Este era otro de los puntos clave de la campaña.

Los datos arrojados por este estudio son bastante positivos ya que sólo un tercio de los vehículos examinados en España circula con una presión indebida. Una de las conclusiones es que el 12% de la muestra tiene una presión muy baja con el consiguiente peligro para sus ocupantes. El 10% de los turismos lleva al menos un neumático con una presión menor que la recomendada, dato que aumenta hasta el 20,5% en el caso de los vehículos industriales. En el caso de los todoterreno el dato es del 8%.

La Rioja es la comunidad autónoma donde mayor porcentaje de vehículos circulan con al menos un neumático con una presión más baja de la recomendada, el 41,28%. Le siguen Navarra (39,65%) y Andalucía (39,61%).

Otro dato a tener en cuenta es que el 10% de la muestra lleva neumáticos con un dibujo que presenta un desgaste mayor de los 1,6 mm que establece la ley como límite. Esto es un peligro evidente ya que la distancia de frenado es mayor y se pierde adherencia y estabilidad.

En el dato por tipo de vehículos, los todoterreno y los vehículos industriales ligeros son los que se sitúan a la cabeza ya que un 12,2% de ellos tenían al menos un neumático con un desgaste por debajo de 1,6 mm. El dato en los turismos es del 10%.

Por comunidades, Galicia es la región con un mayor porcentaje en este sentido (17,68%), seguida de La Rioja (14,89%) y de Aragón (14,33%).

Si nos fijamos en los datos arrojados con respecto al estado general de los neumáticos de los coches examinados, el 14% tenían daños visibles. De estos, la mayoría eran desgastes irregulares y envejecimiento. En el caso de los turismos era el 14% mientras que en el caso de los todoterreno y de los vehículos industriales el dato era del 13%.

Michelin ha contado para esta campaña con la colaboración de la Dirección General de Tráfico (DGT) y con la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta