La nueva versión de la mítica berlina media de Chevrolet, el Malibú, que tuvo su puesta de largo en el pasado Salón de Fránkfurt y que lleva en el mercado desde los años sesenta, llega ahora a España con la intención de conquistar a flotas de empresas que buscan “mucho coche” por un precio asequible. En definitiva, quiere pasar de ser una “berlina media” a convertirse en “vehículo de representación”.

La llegada del Chevrolet Malibu supone toda una novedad para la marca norteamericana, ya que es la primera vez en sus cien años de vida que decide comercializar este modelo en suelo europeo. Según el presidente de Chervolet Europa, Wayne Brannon, “el Malibú es la nueva oferta de gama alta de la marca y aporta valor contrastado y calidad al segmento de berlinas medianas europeo”.

Una de sus mejores cualidades es el espacio que, pese al segmento en que se encuadra, encierran sus casi 5 metros de largo. Su precio de lanzamiento parte de los 25.800 euros.

Pese a su gran tamaño, como coche americano que es, el nuevo Chevrolet Malibu se presenta como una berlina con estilo europeo, con líneas redondeadas que, en combinación con su recta zaga que incluye un alerón integrado en la puerta del maletero, le otorgan una apariencia muy atlética. Quiere ser referencia de estilo y comodidad. Su parte trasera resulta muy distinguida, su cintura musculosa y sus faros deportivos están inspirados en el deportivo Camaro. Los faros delanteros de xenón  y el diseño de los pilotos traseros son una apuesta por el diseño de vanguardia.

Vamos a su habitáculo, a ver qué “tiene”: domina la amplitud y la presencia de tecnología. Con más de un metro de espacio declarado para las piernas en las plazas delanteras (946 mm para las traseras), el Malibu se antoja como una de las opciones más espaciosas de su segmento. En el volante están instalados los controles de audio además posee conectividad USB, Bluetooth y MP3. Destaca el Navegador con pantalla táctil de 7” a todo color. Además posee  un compartimiento de almacenamiento oculto,  lugar perfecto para tu Smartphone o iPod.

Además, no tendrás que preocuparte de buscar las llaves: siempre que tengas las llaves y estés cerca del Malibu, las puertas del coche se desbloquean automáticamente y, una vez dentro todo lo que necesitas es presionar el botón de encendido y listo.

En el apartado mecánico, el Malibu puede equiparse con un motor de cuatro cilindros gasolina o diésel. El primero entrega 167 CV para alcanzar una velocidad máxima de 204 km/h, con un consumo de 7,8 litros/100 km; mientras, la versión de gasóleo genera 160 CV, alcanza una velocidad tope de 213 km/h y su consumo medio se queda en 5,1 litros/100 km. Ambos se ofrecen tanto con cambio automático como manual, ambas de seis velocidades.

En materia de seguridad, la estructura de la carrocería rígida no sólo proporciona una gran maniobrabilidad, sino que también protege a los ocupantes del coche. El Malibu cuenta con 5 estrellas NCAP ya que cuenta con una impresionante variedad de dispositivos de seguridad: seis airgbas, control electrónico de estabilidad y control de tracción. También incluye de serie reposacabezas activos (que empujan hacia adelante para proteger la cabeza en el caso de colisión), soporte lumbar eléctrico para proteger la zona lumbar, sistema de liberación del pedal (los pedales pueden ser peligrosos en situaciones de accidentes) e indicador presión de los neumáticos.

Para ofrecer el producto más completo, una vez adquirido el vehículo, los clientes del Chevrolet Malibu podrán disfrutar de un completo servicio postventa, que contempla hasta tres años de garantía, con un máximo de 100.000 kilómetros.

Galería de imágenes del Chevrolet Malibú

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta