La crisis económica mundial no afecta por igual a todos los países. Mientras que en España el paro no deja de subir y hay que tirar de artimañas para fomentar el consumo (Plan 2000E entre ellos), en China el crecimiento económico no se detiene. Según cifras aportadas por el gobierno chino, las ventas de coches aumentaron un espectacular 84% en enero, comparados con el mismo mes del año pasado.

En el primer mes del año recién empezado, en China se vendieron 1,22 millones de automóviles. Lo verdaderamente importante es que en el cómputo global de 2009 superó a Estados Unidos, el considerado mayor mercado mundial de coches. En 2009 se comercializaron 13,6 millones de automóviles, cifra que ni Estados Unidos pudo igualar. El crecimiento interanual registrado fue del 45%.

Los incentivos que el gobierno chino está dando para que las ventas no se resientan están dando los frutos. En el país oriental han optado por recortes de impuestos, además de favorecer a los coches de menor precio y a los que tengan emisiones más bajas. Las mini-furgonetas y los coches de pasajeros de los segmentos bajos son los que mayor acogida tienen el gigante asiático.

Queda claro que China juega en una división diferente en lo que a la crisis económica se refiere. La mayoría de los mercados están en caída libre mientras allí se sigue creciendo. Lo que darían muchos de aquí porque estar en la situación del país oriental. Habrá que ver si en 2010 se confirma como el mayor mercado de automóviles del mundo. De seguir a este ritmo, ¿quién lo duda?

Vía: Highmotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta