Según los expertos el cinturón es uno de los elementos de seguridad pasiva más eficaz del mercado, cuyo uso salva centenares de vida en las carreteras.

Pese a todo son muchos los conductores que parece no estar concienciados con la importancia de abrocharse a la vida y aunque las campañas publicitarias impulsadas por la administración pública para intentar revertir esta situación se han demostrado válidas y positivas, aún queda mucho trabajo por hacer.

Mientras tanto, la industria de la automoción sigue trabajando en nuevos avances destinados a mejorar los niveles de seguridad en este dispositivo en concreto y Ford parece llevar metros de ventaja.

La centenaria firma norteamericana ha presentado en Madrid un nuevo prototipo de cinturón de seguridad que incorporará en sus nuevos modelos de forma inminente. Ha sido en el IFEMA, en el parque Ferial de Madrid, durante la Tour Ford, un recorrido por más de trece países donde la firma está presentando ante el gran público sus últimas novedades en materia de seguridad.

En un principio el nuevo cinturón de seguridad será instalado en las plazas traseras, aunque no se descarta la posibilidad de trasladarlo a las plazas de piloto y copiloto.

El dispositivo mezcla la estructura del cinturón de seguridad con la tecnología del airbag, de tal forma que en el momento de un hipotético impacto, una bolsa de aire amortiguadora se hincha dentro del cinturón.

Según sus responsables su utilización esta pensada para reducir todavía más el impacto de las colisiones, minimizando el riesgo de posibles lesiones en cabeza, cuello, pecho y espalda, más aún cuando se trata de los más pequeños.

El Ford Explorer será el primer vehículo que incorpore de serie este nuevo cinturón de seguridad, en un principio tan solo en el mercado norteamericano para después dar el salto al sector europeo.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta