Coincidiendo con el Salón del Automóvil de Frankfurt, Linda Jackson, directora general de Citroën, ha confirmado que la tercera generación del Citroën C5 llegará al mercado en 2020. El sedán, que dejó de fabricarse en Europa el pasado mes de junio, estará de vuelta a los concesionarios con un diseño inspirado en el Citroën CXperience concept y con la suspensión que ha estrenado el C5 Aircross.

Debido al creciente éxito de ventas del segmento SUV, la CEO de la marca ha sugerido que el próximo Citroën C5 podría venderse principalmente en mercados como por ejemplo el chino, donde este tipo de berlinas es muy popular.

Para superar la falta de coches tipo berlina dentro de Citroën, Jackson también ha confirmado que se propondrán hasta ocho variantes de sus modelos de pasajeros y comerciales ligeros, y que llegarán al mercado paulatinamente.

El pasado mes de abril, Citroën presentó en Shanghai el C5 Aircross, nuevo SUV compacto de la marca que llegará al mercado a finales de 2018. Este modelo estrena un innovador sistema de suspensión que reemplaza la suspensión antigua hidroneumática y que será incluida en otros modelos de Citroën posteriores como el próximo C5.

Jackson reveló que el hundimiento de DS en 2014 produjo brechas en la fabricación de Citroën pero que ahora sus planes de futuro han cambiado. “¿Hasta dónde podemos llegar?¿Podemos llegar arriba? Sí. Cualquiera que sea el segmento, podemos hacerlo” declaró la directora general de la marca francesa.

El Grupo PSA se ha convertido con la adquisición de Opel en el segundo mayor fabricante de automóviles en Europa aunque directivos de Peugeot, Citroën y DS han confirmado que los planes de las tres marcas por separado no han cambiado y continuarán con sus próximos lanzamientos previstos.

Fuente – Automotive News

Vía – Newspress

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta