Si preguntas a alguien por qué eligió el color de su coche, la respuesta puede variar de muchas maneras. En algunos casos, puede ser simple conveniencia (temas de stock, precio,..) y en otros casos, las respuestas suelen ser del tipo “pues porque me gusta ese color”.

Sin embargo, es una respuesta demasiado simple para todo lo que nos puede estar diciendo esa elección. Y es que detrás del color, hay todo un campo de psicología con el que podemos acercarnos al análisis de la personalidad de una persona. ¿Qué dice entonces el color de tu coche sobre ti?

Colores oscuros

Los colores oscuros, se asocian a la sofisticación y al estilo. Lo que conjuntamente con su evocación de fuerza y sobriedad, resulta la gama perfecta de color para los coches ejecutivos. Desde el punto de vista del marketing, es un color que ayuda a las marcas para comercializar coches de gama alta.

Es común que muchos asociemos el negro a sentimientos como la depresión o fatalidades como la muerte.Sin embargo, diversos estudios, concluyen que las personas que conducen coches negros son personas creativas, abiertas e inteligentes.

El blanco

Hay que recordar, que con la llegada de la crisis económica, el blanco se puso de moda dado que abarataba el producto final. Lo que al principio daba la sensación de tener un coche impersonal, acabó siendo un color de moda ya que también comunicaba al resto que era un coche nuevo.

A grandes rasgos, el perfil de un propietario de un coche blanco, es una persona joven, con estudios y un alto cargo profesional.

El rojo

Si te decimos que pienses rápido en un deportivo rojo, hay grandes probabilidades de que te estés imaginando un flamante Ferrari. Y es que es un color con el que la marca del “Cavallino Rampante” ha construido una historia de coches que además de ser veloces, eran sensuales y pasionales.

Los propietarios de coches rojos, son como los compradores de Ferrari: personas extrovertidas, impulsivas y con ganas de vivir la vida al máximo.

Pero también es un color que atrae a los compradores con conductas temerarias en la carretera. Razón que explica en parte, que las aseguradoras subieran el precio de las pólizas a los coches con este color. Según sus informes, los propietarios de coches rojos responden a un perfil de conductor que tiene más propensión a los accidentes.

El verde y el azul

El verde es el color de la naturaleza, que por tanto se asocia a personas comprometidas con ella, sin mucho gusto por lo material y con un punto reservado y tímido.

Aunque no sean muy comunes los coches azules, estos pocos propietarios tienen rasgos comunes en su personalidad como la empatía y la fidelidad.

El gris

Es junto al negro y el blanco, uno de los colores más populares en cuanto a coches. Aunque parezca un color propio de los “cenizos”, otras culturas lo asocian a la felicidad.

Otros sentimientos que produce es el de la modestia, lo que a simple vista te da la sensación de que es un coche barato.

¿Somos iguales hombres y mujeres?

La psicología del color es un campo de investigación muy interesante. Aunque sea difícil de cuantificar todos los efectos que tienen los colores sobre nuestro comportamiento, la realidad es que sus efectos nos están continuamente influyendo.

Así, nuestros colores favoritos son una elección que explica gran parte de nuestra personalidad y conducta. Si distinguimos por sexos, las mujeres tenderán a elegir coches con colores más claros.
Los hombres sin embargo, tienden a coches más oscuros.

Recientes informes apuntan que la opinión del color del coche por parte de los hombres tienen poco peso, ya que son ellas las que por mayoría tienen la última palabra en la estética del coche.

Fuente: Dupont, Faconauto

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta