Finalmente ha llegado la noticia que nadie quería escuchar. El Salón de Ginebra ha sido cancelado a última hora, apenas tres días antes de su celebración. Se trata de uno de los eventos del motor más importantes a nivel mundial, el más significativo en Europa, que este año se iba a celebrar entre el 5 y el 15 de marzo (el 3 abre las puertas a prensa). Sin embargo, el Consejo Federal Suizo ha decidido no permitir los eventos públicos y privados con más de 1.000 personas hasta el 15 de marzo, lo que incluye al Salón de Ginebra.

La toma de esa decisión viene provocada por motivos de «fuerza mayor», por el coronavirus que sigue extendiéndose por el continente europeo. Se da justo un día después de que se se conociera el primer caso del virus en Suiza, que cuenta actualmente con nueve afectados. En sus declaraciones, los organizadores dicen «lamentar la situación, pero la salud de todos los participantes es nuestra principal prioridad y la de nuestros expositores».

Aunque lo cierto es que la decisión final no dependía de los organizadores, que se tienen que ceñir a lo que indique el gobierno suizo. De hecho, el Salón de Ginebra parecía que iba a celebrarse a pesar de la incertidumbre que ha causado el coronavirus en todos los sectores. Los fabricantes ya tenían montados sus stands y habían trasladado sus vehículos al Palexpo, y sabemos de primera mano que miles de periodistas ya tenían preparado su viaje para cubrir el evento.

Hasta el día de hoy los inconvenientes quedaban limitados a algunas marcas chinas como Ayways y los departamentos de prensa de algunos italianos (Toyota España también había decidido no ir por recomendación de la marca), pero no se esperaba una cancelación tan tajante a pocos días de la celebración. Todo apunta a que la 90ª edición del Salón de Ginebra pasará a la historia por no haberse podido celebrar. Inicialmente se habló de un posible aplazamiento a los meses de septiembre/octubre, pero finalmente se ha descartado hacerlo en otra fecha por su complejidad y magnitud. Habrá que ver las repercusiones económicas que tiene para las marcas, mientras que a los usuarios que habían comprado su entrada les será reembolsado su importe.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta