¿Qué ocurre cuando un preparador pierde el control del coche? Pues seguramente algo que ninguno desearíamos, un coche partido en dos. Esto es lo que ha pasado con el Ford GT del texano Ray Hofman. Un Ford GT que acabó de bruces contra un árbol. Como quien no quiere la cosa.

Ray Hofman, hace unos días, tomó la decisión de enviar su estupendo Ford GT con un motor twin-turbo a Bill Knobloch. ¿Alguien lo conoce? Para quien no sepa quién se, se trata de un preparador de altura. Es realmente conocido en el mundo de las preparaciones, así que la noticia es más extraña si cabe, de lo que resultaría. Dicho y hecho, Hofman envió el coche y llegó a California, donde Knobloch lo estaba esperando. El motivo, ajustar el sistema de inyección y la presión de soplado de turbo.

El Ford GT trazó su recorrido. En manos del preparador se ajustaron cada una de las características necesarias y cuando parecía que todo estaba perfecto para volver a su dulce hogar, a Knobloch no se lo ocurrió otra gran idea que salir a dar un paseo con el modelo. Según ciertos mails enviados es “que necesitaba estirar sus piernas”. Bueno, lo dicho, salió a probar el coche y mientras circulaba por la carretera, sin darse cuenta (eso es lo que alega el propio preparador), comenzó a volar, marcha atrás, hacia los árboles de los laterales de la carretera por un posible pinchazo en una rueda.

Lo malo de esta versión dada es que Hofman, al notificarle el accidente, acudió al lugar del siniestro y pudo observar que las marcas de neumáticos aseguraban que lo ocurrido había sido causado por un sobreviraje o un trompo. Pero, ¿por qué no sospecho que algo andaba mal cuando Knobloch le pidió la copia del seguro?

¿Un pinchazo? ¿Un trompo? El hecho es que el Ford GT terminó en lo más bajo de una vaguada (a 30 metros de la autopista) con la caja de cambios y el motor inservibles. Por desgracia un modelo menos en el mercado.

Increíble que un preparador pueda provocar semejante accidente y semejante pérdida para el mundo del motor. Precaución, amigo conductor.

Vía | Jalopnik

3 COMENTARIOS

  1. entoces el preperador es un tremendo idiota ,como la va a hacer eso a un auto que vale casi 200.000 ud$.yo fuese el dueño del gt lo mató

Deja una respuesta