Los radares de la Dirección General de Tráfico (DGT) formularon el año pasado en España 263 denuncias a la hora, según datos de la Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Pueden parecer muchas, pero desde la aprobación de la reforma de la Ley de Tráfico de 2009 ha disminuido el número de denuncias… pero ha aumentado la recaudación por las multas.

En 2009 hubo 4.868.607 denuncias formuladas con una recaudación de 466.038.452 millones de euros; en 2010, 4.105.648 denuncias formuladas con una recaudación de 457.861.141 millones de euros; y en 2011, 3.805.194 denuncias formuladas con una recaudación de 463.566.431 millones de euros.

Realizando una sencilla división vemos que el importe medio de las multas es de 121,82 euros, muientras que en 2009 era de 95,62 euros. Desde AEA apuntan que la reforma “significó un aumento del importe de las cuantías, aunque desde la DGT apuntaba que las multas iban a ser más baratas, al aumentarse el descuento por pronto pago del 20 al 50%”.

Dentro de las sanciones de la DGT, es la de exceso de velocidad es la sanción estrella. “Supone casi el 50% del total de las denuncias. Y eso que en 2012 los desplazamientos disminuyeron un 4,5% y la velocidad media se mantuvo en 101 km/h en autopistas y autovías; y disminuyó ligeramente de 77,8 km/h a 76,3 km/h en carreteras convencionales”, argumentan desde AEA.

Además, según los datos de AEA, el 85% de las multas que pone Tráfico lo son por excesos de velocidad mínimos. “La fotito del coche que va a 200 es rarísima. La mayoría ni supera el 10% del límite“, afirma Arnaldo, que añade otro dato. “En los 180 tramos más peligrosos de la Red de Carreteras de España, sólo hay siete radares”.

Los diez radares que más multan

Para completar el informe, AEA elaboró este verano un listado de los radares más recaudadores de Tráfico. Para determinar el nivel de actividad se tuvo en cuenta el volumen de denuncias formuladas en cada uno de los puntos de control de la velocidad.

En la lista de la ubicación de los radares se indica el lugar exacto de la carretera donde actúa el radar, el sentido de la dirección hacia donde se dirigían los automovilistas denunciados y la limitación de velocidad existente en dicho lugar. Cuatro de ellos están en la A6, la autovía que une Madrid con A Coruña:

  • Jaén A-4 (km 242,099 a km 245,229) – Decreciente -Madrid – DGT-100 (Tramo).
  • León A-6 (km 343 – Decreciente – Madrid – DGT-120.
  • Madrid AP-6 (km 49,263 a km 56,608) – Decreciente- Madrid – DGT-100 (Tramo).
  • Cáceres A-66 (km 508,074) – Creciente – DGT-120.
  • Cuenca A-3 (km 156,57) – Creciente – Valencia – DGT-120.
  • Lugo A-6 (km 529,558) – Decreciente – DGT-120.
  • Sevilla A-92 (km 83,844) – Decreciente – DGT-100.
  • Teruel A-23 (km 88,6) – Decreciente – DGT-120.
  • Lugo A-6 (km 470,054) – A Coruña – DGT-120.
  • Vitoria N-I (Km 446,040) – Vitoria – Gobierno Vasco

¿A dónde se destina el dinero de las multas?

Según la AEA, de la recaudación total de las infracciones, sólo un 11% se destina a partidas relacionadas con las víctimas de accidentes y la seguridad vial, mientras que el resto, un 89%, va a parar al bolsillo de los funcionarios de la DGT.

Su presidente, Mario Arnaldo, asegura que “la recaudación obtenida tanto de multas por exceso de velocidad, como del resto de infracciones, sigue estando destinada en su mayoría a pagar los sueldos de los funcionarios, mientras que sólo una parte testimonial se dedica a las asociaciones de víctimas y otra muy pequeña a mejorar las infraestructuras”.

La Ley de Seguridad Vial de 2009 se dijo que la recaudación de las multas iba a ir destinada al programa 132 B de Seguridad Vial, es decir, a las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y a mejorar las infraestructuras. Según AEA, la última partida que se destinó a las víctimas de accidentes ascendió a 450.000 euros y la de la mejora de las infraestructuras apenas fue de 50 millones de euros. Entre ambas sumarían un 11%, frente al 89% restante de la recaudación que iría destinada a los funcionarios de Tráfico.

Fuente: AEA

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta