Para aquellos que no hemos tenido la suerte o la oportunidad de poder competir en circuitos de forma profesional, nos queda el mundo del karting. Es la base para aprender a pilotar, ya que son ligeros y lo suficientemente potentes como para poder demostrar tus habilidades al volante. Si bien la mayoría tienen un diseño bastante estándar, este te llamará especialmente la atención, pues estamos ante un kart con carrocería de Datsun 280ZX.

A finales de la década de los 70, en un momento en que la locura de los muscle cars de Estados Unidos se estaba desvaneciendo y España se motorizaba con los 600 y 124, los ojos del sector automotriz se fijaron en Japón, donde los fabricantes comenzaron a tomarse las cosas realmente en serio. Fue una época en la que no había forma de evitar a unas máquinas japonesas de buena calidad que comenzaron a desplazar a las producciones locales, tanto a nivel de a pie como en el sector de la competición, ya fuesen coches o motos.

Uno de los nombres estrella de la época, aunque fuera de estas tierras, es Datsun. La marca, propiedad de Nissan, ahora solo un espejismo de lo que un día fue, pero en su momento fue responsable junto con su empresa matriz del nacimiento del modelo S130, un automóvil que se vendería bajo distintos nombres según el mercado: Datsun 280ZX, Nissan Fairlady Z, Nissan Fairlady 280Z o Nissan 280ZX. Y es que fue este modelo el primer coche vendido por Datsun que presentó el nombre de Nissan junto con el suyo.

Llegó a las costas de los Estados Unidos en 1979 y, gracias a su condición de deportivo asequible, fue un gran éxito. Tanto que, de hecho, una compañía con sede en Arizona decidió fabricar un homenaje en forma de kart. En aquel entonces, estos 280ZX realizaron una gira promocional para celebrar el lanzamiento del vehículo real, y fueron muy apreciados. Sin embargo, no es suficiente para asegurar su supervivencia en la era moderna, al menos en condiciones utilizables. Son pocos los que actualmente quedan en “buenas” condiciones.

El que ves en la galería se ha guardado durante los últimos 20 años, por lo que, probablemente, todavía se ve lo suficientemente bueno como para que alguien haya pagado 1.250 dólares por él en una subasta, unos 1.105 euros al cambio. El Datsun 280ZX kart tiene todas las piezas originales, incluida la carrocería de fibra de vidrio y el motor monocilíndrico de 127 cc. El bloque, de Briggs & Stratton, está vinculado a un eje posterior accionado por cadena y actualmente no funciona. Cuando lo hacía, tenía una potencia de 3 CV a 3.600 rpm.

El anuncio menciona que la carcasa fue repintada de su amarillo original al rojo que se ve en estas imágenes en algún momento a mediados de la década de los 80. Los adornos y los adhesivos para los faros dan el pego y los parachoques están terminados en gris. Las llantas de 6 pulgadas con un acabado plateado usan neumáticos Cheng Shin y se puede apreciar algo de corrosión en los bordes. Fabricado por FW & Assoc., Inc. en Tempe, Arizona, este ejemplar tiene el número de serie de #90120779.

Fuente: Bring A Trailer
Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta