Que los avances tecnológicos han llegado al mundo del automóvil es ya una realidad. Éstos están concebidos como una ayuda en la conducción, pero su uso debe llevarse a cabo de manera responsable y segura.

El caso que os presentamos hoy es un claro ejemplo de cómo no deben ser utilizados estos avances tecnológicos. Un hombre ha sido detenido en California por circular borracho y dormido mientras empleaba el Autopilot. La patrulla de carreteras que circulaba de servició se topó con un Tesla Model S que sobrepasaba ligeramente el límite de velocidad. Cuando los agentes se aproximaron al vehículo, se encontraron al “conductor” dormido al volante.

Los agentes de movilidad consiguieron reducir el auto y detener al individuo. Según ha informado la policía, el “conductor” sobrepasaba los límites de alcohol permitidos y circulaba en un estado deplorable. El protagonista de esta historia esta acusado de DUI “Driving Under the Influence”, lo que aquí se conoce como conducir bajo los efectos del alcohol. A este cargo, se le podría sumar uno mayor en el caso de quedar demostrado que el Autopilot estaba activado, pero por ahora la policía se encuentra en plena investigación.

Este caso es un claro ejemplo del riesgo que podría llegar a suponer un mal uso de estas tecnologías. Cada vez son más las novedades que las firmas incorporan en sus vehículos. Como ya he señalado al inicio, deben ser interpretadas como una ayuda en la conducción. “Es genial que exista esta tecnología … pero tenemos que hacer que la gente entienda que incluso si la tecnología existe, necesitan mantener el control de su vehículo” señaló el portavoz de la Patrulla de Carreteras

Ante este suceso, Tesla ha comunicado vía Twitter que “son más de 1.000 millones de millas en este modo” los que llevan recorridos ya sus vehículos en el modo Autopilot. Pero este no ha sido el único percance de este estilo. Y es que agosto de este mismo año, de nuevo en California, un individuo fue detenido por embestir un Tesla empleando este modo contra un coche de bomberos.

Vía: Automobilwoche

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta