De Tomaso acaba de celebrar su 60 cumpleaños con un regalo echo por ellos mismos: un superdeportivo. Se llama De Tomaso P72 y tan solo 72 ejemplares serán fabricados. Este es la primera declaración de intenciones de una firma revivida recientemente con el objetivo de apuntar a los mejores y más exclusivos deportivos del mundo.

Fundada en Módena en 1959, De Tomaso empezó el nuevo milenio con dificultades que se incrementaban con el paso de los años, y finalmente acabó quebrando en verano de 2012. Si bien se esperaba que la casa crease una nueva versión de su famoso Pantera, ha decidido ir en una dirección completamente diferente, rindiendo homenaje a una colaboración poco conocida ente Alejandro De Tomaso y Carroll Shelby: el P70.

La propia empresa que ha reflotado la firma italiana admite que desconocían que el P70 formaba parte de su patrimonio cuando se hicieron cargo de la empresa. Sin embargo, desde que fuese descubierto, tan solo se quería materializar en una moderna reinterpretación. Vale la pena celebrar la historia de un vehículo conceptual que estaba diseñado para enfrentarse a los mejores deportivos del mundo y creado por dos grandes nombres.

La “P” en el nombre se debe al hecho de que el coche se gestó como un prototipo para competir, y el “70” a la cilindrada del motor Cobra: 7.0 litros. Podría haber sido algo maravilloso, pero Shelby y De Tomaso tuvieron algunos rifirrafes. El norteamericano fue perseguido por Ford para sacar todo el potencial del Ford GT y el argentino continuo trabajando en el coche con la ayuda de Ghia. En 1965, el Ghia-De Tomaso Sport 5000 se presentó en Turín, pero obtuvo un  nulo éxito en el las carreras.

El De Tomaso P72 comparte su chasis con el Apollo IE, aunque también a su diseñador: Jowyn Wong. Su compañía, Wyn Design, se asoció con De Tomaso para crear un diseño modernizado e idealizado en los años 60 que lance a la marca a un nuevo panorama automotriz. “Incorporamos intencionalmente una carrocería distintiva y aerodinámicamente optimizada para ser estética y prestacional, mientras que los retrovisores y el emblema frontal rinden homenaje al P70”, comentó Wong.

“Debajo de la superficie, el interior muestra una combinación elaborada de diseño y materiales exóticos. Los detalles pulidos de cobre y diamantes adornan la cabina, creando una verdadera sensación de exclusividad. El conmutador de diseño clásico y los diales de visualización analógicos circulares se inspiran en los temas de diseño atemporal de la era de los años 60 y 70”, añadió.

Parece que Spyker y Pagani tienen un nuevo rival en cuanto a estilismo interior se refiere. No hay consola central ni pantallas, todo es minimalista, fluido, bien rematado y detallado. Cuero cosido a mano, una palanca de cambios (manual) y tres pedales con las partes mecánicas expuestas y cobre pulido. Las formas suaves y circulares reflejan un clasicismo y modernidad a partes iguales.

Las especificaciones técnicas del De Tomaso P72 aún no han sido especificadas, ni siquiera su grupo propulsor. El Apollo IE utiliza un bloque atmosférico V12 de 6,3 litros y origen Ferrari, y el sonido que emana desde su interior no parece el de un tradicional V8. Se espera que el precio de cada unidad ronde los 750.000 euros, una tarifa relativamente razonable teniendo en cuenta lo que nos ofrece: patrimonio, pasión, competición, diseño europeo y rendimiento de clase mundial.

Fuente: Diariomotor

Galería de fotos:

Ver galeria (49 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta