Después de los datos ofrecidos por el ministro del interior, Alfredo Pérez Rubalcaba ayer día 1 de septiembre, podemos decir que parece que las cifras cuanto menos son muy optimistas, no decimos que son buenas ya que siempre que existan fallecidos no podemos considerar como buenas las cifras y tomarlas como simples datos estadísticos.

377 fallecidos en la carretera en estos dos meses, ese ha sido el balance de los meses de julio y agosto de 2009 y son optimistas ya que se han producido 70 muertes menos que en el 2008 lo que supone un 17% menos de accidentes, lo que nos da la cifra más baja desde 1963.

Además hay que tener también en cuenta que se han producido casi 86 millones de desplazamientos por nuestras carreteras, un 2% más que el pasado año, lo que aumenta el valor del descenso de fallecidos en accidentes de trafico.

Por primera vez en casi medio siglo, las muertes en el asfalto bajaron de 400 en época estival, tradicionalmente la más negra de todo el año.

Por otra parte, la política de seguridad vial ha sido “singularmente efectiva” entre los jóvenes. De hecho, los jóvenes de entre 15 y 24 años han presentado un descenso del 70,3% de víctimas mortales entre 2003 y 2009.

Sin duda hay que reconocer que están siendo efectivas las campañas de la DGT y las cifras de casi mil muertos que escuchábamos hace tan solo 5-6 años han pasado a menos de la mitad con lo que podemos pensar en un futuro sin accidentes mortales.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta