Hace nada menos que 104 años, el 17 de febrero de 1909, moría Gerónimo, el indio americano más famoso de todos los tiempos. Esto nosrecordó que la cultura pop nos hablaba de un Cadillac de Gerónimo… pero si uno se aferra a la historia descubre que no se trataba de esa marca… sino de un Locomobile.

Solamente hay una fotografía en coche con el mítico jefe apache que se negaba a trasladarse a una reserva con su tribu. Se trata de esta que ves aquí, publicada en la última página del número de abril de 2004 de la revista Historia de América . La instantánea se tomó el 11 de junio de 1905, en el rancho 101 de los hermanos Miller, al suroeste de Ponca City, Oklahoma.

Debemos reconocerlo. No somos unos expertos en coches americanos tan antiguos, pero el vehículo donde posa Gerónimo con Edward Le Clair (a pesar del nombre, es un indio Ponca), a su izquierda, que posa, casualmente, con el chaleco de cuentas con el que Gerónimo fue enterrado), no es un Cadillac, la marca que tanta gente asocia a Géronimo.

¿Pero cuál era en concreto el coche en el que posó Gerónimo? Pues todo parece indicar que un Locomobile C, que se fabricó en 1905. Este que ves en la foto a continuación.

La imagen se tomó durante una presentación especial para la prensa, a la que acudieron numerosos medios de comunicación y donde se tomaron otras tres imágenes del famoso apache, una con varios soldados del ejército, ya que en esos días, Gerónimo estaba detenido en Fort Sill, Oklahoma, y los guardias que aparecen junto a él son quienes lo acompañaron al espectáculo.

En otra fotografía aparece junto a un búfalo muerto (lleno de flechas, como si él lo hubiese matado) y que los Miller se encargaron de promocionar como el último búfalo matado por Gerónimo. Era totalmente falso, los búfalos no llegaban tan al suroeste, así que los trabajadores del rancho le acercaron a donde llegaba con su arco. Como los flechazos no eran mortales, uno de los vaqueros le disparó a la cabeza con su pistola. La tercera fotografía muestra cómo Gerónimo despellejaba el búfalo muerto.

Ahora solo nos falta un detalle: habría que decirles a Modern Talking que cambiasen la letra de su mítica canción 🙂

Fuentes: Wikipedia, Trombinoscar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta