A pesar de que para muchos, también la propia industria, la autonomía del vehículo eléctrico continua siendo uno de los grandes problemas que están lastrando su implantación masiva en las carreteras, cada cierto tiempo, los investigadores y especialistas demuestran que se trata de un problema transitorio al que el sector logrará poner remedio.

La autonomía del eléctrico ha batido estos días su propio récord, gracias al trabajo de un grupo de investigadores y estudiantes de la Universidad de ciencias aplicada de Offenburg, al recorrer un total de 1.631 kilómetros. Para lograr esta impresionante marca, los responsables de tal aconteciendo han diseñado un vehículo de bajo peso con una aerodinámica casi perfecta, que ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de una prueba donde han sido necesarias 36 horas para completar el recorrido. Durante este tiempo, el vehículo ha circulado a una velocidad media de 45 km/h, sin que se hayan producido incidencias reseñables.

El resultado es fruto de un intenso trabajo que comenzó en 1998, con la intención de lograr un vehículo eléctrico capaz de recorrer grandes distancias sin la necesidad de llevar incorporado una batería de gran tamaño. El proyecto, que fue bautizado como Schluckspecht, o “el bebedor”, logró el año pasado una marca de 626 kilómetros en un recorrido por carreteras sudafricanas con tráfico real.

El vehículo es una modificación de un utilitario convencional, de 3,5 metros de largo al que le ha sido sustituido el chasis por uno realizado con materiales ligeros, que lograron rebajar el paso hasta los 320 kilos. Dispone de un sistema de motores en rueda de diseño propio, con una potencia de 4 kW cada uno, capaces de impulsar al coche hasta una velocidad máxima de 55 km/h, mientras que la energía procede de un pack de baterías de litio con 23 kWh de capacidad, suficientes para recorrer los 1631.5 kilómetros del nuevo récord del mundo de autonomía.

Vía: ForoCochesEléctricos

1 COMENTARIO

Deja una respuesta