La mayoría de coches nuevos que se venden actualmente incluyen ya el sistema de parada y arranque conocido como Start/Stop. Consiste en que el motor del coche se apague en las detenciones, para volver a arrancar cuando se vuelve a poner en marcha. Esto reduce el consumo urbano. Ahora la idea es que esta tecnología pueda apagar el motor del vehículo cuando éste circule a altas velocidades.

El fabricante de componentes alemán Bosch es quien está desarrollando la nueva generación del sistema Start/Stop. Sus cálculos aseguran que desconectando el motor para que el coche se deje llevar por la inercia a altas velocidades podría ahorrarse hasta un 25% de combustible, incluyendo el 15 % que logra el sistema de parada y arranque por sí solo.

El sistema de conducción a vela no requiere de nuevos componentes mecánicos. De hecho, podría incorporarse a los coches que ya cuentan con Start/Stop, ya que solo necesitarían instalar una ampliación del software de gestión. Además del 10% en ahorro de combustible (que ya señalaba la Hella en 2012, empresa que comenzó a explorar esta solución).

Start and Stop Lamborghini Los coches modernos llevan instalado un sistema llamado Overrun fuel cutoff, que desconecta la inyección de combustible cuando se baja una pendiente con una marcha engranada y no se pisa el acelerador. Al volver a pisarlo se vuelve a inyectar combustible. Uno puede observarlo en cuanlquier coche con ordenador de a bordo, en el que por encima de 30 km/h el consumo instantáneo marca cero.

Así funciona

La idea ahora es optimizar el proceso con la tercera generación de este sistema. Gracias al modo de conducción a vela el motor de combustión podrá funcionar mayores distancias sin emisiones, ruidos y con menor resistencia. El motor se apaga en el momento en el que el vehículo puede mantener su velocidad por inercia, por ejemplo, en una pendiente hacia abajo. Cuando el conductor pisa un poco el freno o el acelerador, el motor vuelve a arrancar.

Parece la evolución lógica. En la primera generación del Start/Stop, se apagaba el motor sólo cuando el vehículo se detenía. En la segunda el sistema apagaba el motor cuando iba rodando para detenerse, por ejemplo, delante de un semáforo en rojo. En la tercera, ya con la conducción a vela, el motor se apagaría cuando el conductor deje de pisar el acelerador o los frenos.

Los ensayos realizados por Bosch indican que durante el 30% de casi todos los trayectos largos no se requiere la fuerza del motor y que los vehículos pueden rodar por inercia durante más o menos la tercera parte de un trayecto. En el Nuevo Ciclo de Conducción Europea no se tienen en cuenta estas fases, pero en la conducción real los conductores pueden ahorrar hasta un 10 % de combustible, según explica Bosch en su comunicado.

El motor de arranque Start/Stop está diseñado para un mayor uso y un nuevo arranque más rápido, al tiempo que el coste de los componentes adicionales es comparablemente bajo y el sistema se puede integrar en casi todos los vehículos del mundo, ya sea diésel de Europa, gasolina en América o de gas natural en Asia.

Fuente: Bosch

1 COMENTARIO

  1. […] un artículo de noticias.coches.com hemos leído una noticia que nos interesa a todos: la marca alemana Bosch planea sacar un nuevo […]

Deja una respuesta