Ford Mustang SR-71. Un homenaje al Lockheed-Martin SR-71 “Blackbird”. Y no se trata de un coche, sino de un avión que se hizo conocido durante el transcurso de la guerra fría. Dicho avión era capaz de alcanzar los 20.000 metros de altura y una velocidad superior a los Mach 3. Era toda una máquina muy complicada de volar, pero una auténtica maravilla en las tareas de espionaje. Estamos ante el nacimiento del primer modelo de Carroll Shelby y Jack Roush. Pasen y vean.

Un avión de cuatro ruedas.
Un avión de cuatro ruedas.

Puede que resulte difícil de asimilar. Pero este diseño tiene su motivo. Será subastado en la feria aérea de Oskosh (EE.UU). Allí mismo hemos podido disfrutar de otros modelos como el Ford Mustang y el Dodge Challenger. Ambos realmente peculiares y espectaculares. Pero centrémonos en este modelo, el SR-71. Toma del propio avión características como la pintura de color negro, con ciertos toques mate, y sus gráficos inspirados en motivos militares.

Del mismo modo son destacables los acentos rojos a lo largo de la carrocería, con unas llantas de hasta 20 pulgadas. El interior, del que no hay imágenes, también cuenta con el mismo tratamiento aeronáutico. Pero lo más fundamental es su motor. Por ese motivo necesita una mención especial. El resto puede incluso resulta insignificante. Y es que estamos ante un motor 5.0 V8 que recibe un comprensor de 2.3 litros de capacidad. Además sopla a través de una admisión Roush y una calibración electrónica del Ford Racing. ¿No resulta llamativo?

Es un motor que con su potencia final superaría los 500 CV. Impactante. Sin lugar a dudas nos entramos ante un modelo singular. Un cazabombardero de cuatro ruedas dipuesto a surcar los vientos del asfalto. 

Sobre el sonido, cabe destacar que no se ha obviado. Su línea de escape mantiene e incluso mejora un sonido tan ensordecedor como el de los reactores Pratt & Whitney del SR-71 “Blackbird”.

Un único modelo. Un único comprador.  Y un precio a la altura de sus prestaciones. Con la boca abierta.

Vía | Zercustoms

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta